Salomón Rondón, el Vinotinto que se coronó «emperador» en Japón

Salomón Rondón

Llegó a Japón siendo un gladiador, y tras 90 minutos de lucha se coronó emperador: Salomón Rondón no escatimó en esfuerzos para comandar el aplastante triunfo de la Vinotinto (1-4) en suelo nipón.

Para cerrar con broche de oro la última Fecha FIFA de 2019, los pupilos de Rafael Dudamel emprendieron su viaje hacia tierras asiáticas con la esperanza de sacar buenos resultados y consolidar el tan ansiado buen juego para afrontar a las eliminatorias mundialistas que están a la vuelta de la esquina.

La noche japonesa le sonrió a los borravinos, quienes abrieron la lata en el 8′ con un gran cabezazo de Salomón Rondón.

El oriundo de Catia concluyó con un soberbio cabezazo una gran jugada del escurridizo Yeferson Soteldo.

Con una serie de recortes vertiginosos, el 10′ del Santos brasileño encontró el espacio en el área rival para franquear su defensa, y con un preciso centro encontró la testa de un inmenso Rondón que sobrepasó las murallas repletas de samuráis con su desproporcionada potencia y así enviar la caprichosa al fondo del arco defendido por el guardameta Eiji Kawashima.

El colectivo venezolano descifró los espacios japoneses

El mediocampista de Japón Genki Haraguchi (R) y el centrocampista de Venezuela Yeferson Soteldo (L) luchan por el balón durante el partido amistoso de fútbol entre Japón y Venezuela en Suita, prefectura de Osaka, el 19 de noviembre de 2019. (Foto por STR / JIJI PRESS / AFP) / Japón FUERA

Transcurría el 31′, y Yangel Herrera se asoció con Rondón. El delantero de espaldas a la portería abrió la perspectiva del juego hacia la parcela derecha con Darwuin Machís, y el extremo derecho, rápidamente trasladó la esférica a la línea final para centrar y encontrar el fusil diestro del killer venezolano quien no pestañeó para mandar a guardar la número cinco.

Tres minutos pasaron para que los vinotintos volvieran a festejar: Roberto Rosales, jugando a pierna invertida, aprovechó una jugada a balón parado para meter la bocha al área japonesa. La pelota se fue larga al palo izquierdo del portero nipón, pero encontró la cabeza de Yangel Herrera.

El mediocampista del Granada español procedió a bajarle el balón a Salomón Rondón, para que éste con su izquierda colocara el tercero en el marcador para la oncena criolla, hat trick perfecto para el ariete.

El último triplete del delantero que hace vida en el Dalian Yifang chino, fue el 28 de septiembre del 2009 ante Tahití, en un encuentro el Mundial Sub-20 disputado en Egipto, es decir, 10 años atrás.

El mediocampista japonés Gaku Shibasaki (R) y el delantero venezolano Salomon Rondon (L) luchan por el balón durante el partido amistoso de fútbol entre Japón y Venezuela en Suita, prefectura de Osaka, el 19 de noviembre de 2019. (Foto por STR / JIJI PRESS / AFP) / Japón FUERA

No todo iba a ser de Rondón: Cerca del ocaso de la primera mitad, uno de los principales exponentes del conjunto borravino, Yeferson Soteldo, probó las mieles del gol con una volea magistral.

El pequeñín ex Zamora, se “encompinchó” con Darwin Machís, quien con una jugada veloz, calcada a la del segundo tanto venezolano, sirvió la esférica nuevamente a Soteldo. Éste la controló, y sin dejarla caer, fusiló a Kawashima con un zurdazo potente.

Los de casa descontaron en el 67′: Kensuke Nagai trasladó el balón en la parcela vinotinto, el volante azul encontró a un desmarcado Hotaru Yamaguchgi en la media luna rival, quien se volteó y sin dudarlo mucho desenfundó un derechazo que impactó en la pierna de Ronald Hernández para luego colarse en la fortaleza defendida por Wuilker Fariñez.

Con este resultado, los chamos del “Pulpo” Dudamel culminan el 2019 con seis victoriascuatro empates y tres derrotas.

Lucho Suárez || @SirLuchoSuarez || Vía lapatilla.com

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a