Barbara Palacios dedicó su nuevo libro a mujeres víctimas de violencia

Foto: Lorenzo Castro / EFE

La venezolana Bárbara Palacios, Miss Universo 1986, escribió un libro en el que le dice a las mujeres víctimas de violencia y abuso que hay una oportunidad de sanar, que desde el dolor, llevado muchas veces en silencio, se puede salir adelante y cumplir metas.

«Nosotros somos un sueño y vinimos a este mundo para hacer realidad este sueño», dijo en una entrevista con la agencia de noticias EFE la venezolana, quien esta semana presentó en Miami «Atrévete a ser Bárbara«, en el que invita a las lectoras a «cambiar los paradigmas» y a abrazar el concepto de «belleza integral«.

La ex Miss Universo desgrana en los primeros capítulos de su más reciente libro algunas experiencias personales como miembro de una «familia disfuncional», con situaciones de violencia doméstica.

«Había un abuso en general, había un abuso físico, un golpe, y también abuso verbal y emocional», expresó la también conferenciante motivacional respecto a su entorno familiar, que cree de alguna manera interrumpió su niñez y adolescencia.

(LEA TAMBIÉN: José Luis Rodríguez “El Puma” lanzará su album “Agradecido” este domingo)

Relata que con apenas seis años ya portaba una maleta que llenaba de ropa y con la que quería irse de casa. Lloraba mucho y se levantaba en las noches para pedirle a su mamá que llamara a una iglesia para que le diera la dirección de la casa de Dios.

Recuerda que empezó a vivir «una doble vida, una vida en el hogar, y otra en el colegio en la que todo estaba perfecto«, así hasta que a los 16 años tomó la decisión de perdonar y sanar, de no transformarse en victimario de sus seres queridos, como, según estudios que cita en su libro, acaban muchas víctimas de abusos.

«El tema emocional se va a ver más evidente en los años que vienen, es lo que va a dar más dolores de cabeza a las sociedades. Es una problemática global», señaló la caraqueña, quien en los últimos años ha dirigido una serie de charlas sobre liderazgo y emprendimiento femenino, varias de ellas en España.

La venezolana, que desde la adolescencia empezó a leer la Biblia y desde entonces cree que «el gran plan de Dios está por encima de nuestras ideas» no pierde la fe de que «Dios puede ayudarnos a que el dolor podamos renacer, curarnos, perdonar y construir una nación»

Con información de EFE

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a