Venezolana en Perú es acusada falsamente de robar 5.000 dólares en una tienda

Imagen referencial

Ana Luisanyeliz Bazán, una joven venezolana que buscaba una vida mejor en Perú, recibió varios comentarios negativos en su primer día de trabajo en una tienda veterinaria en el distrito de San Luis, pero no imaginó los problemas que le traería responder a las burlas para defenderse.

“Todas tus paisanas vienen a prostituirse. Ninguna tiene trabajo decente”, le repetía la encargada del negocio.

Ante eso, la criolla respondió: “¿Sabe qué pasa, señora? Que tal vez los peruanos pagan más por una venezolana que por una peruana porque les gustan más».

Tres días después, la joven salió de su casa sin percatarse de todos los mensajes que colapsaban su WhatsApp, de familiares y amigos que le preguntaban sorprendidos por una alarmante noticia que habían tenido de ella.

(LEA TAMBIÉN: Venezolanos en Bolivia fueron rociados con ácido en la cara y el cuerpo)

“Venezolana roba 18.000 soles (5.340 dólares) de una tienda veterinaria”, era el titular acompañado de la foto de Ana.

Al parecer, la encargada del negocio, Isabel Rodríguez la había acusado de extraer el dinero de un escritorio.

Ana recordó de inmediato la discusión con la mujer, también que ese día solo limpió la suciedad que dejaban los animales y una oficina donde había cámaras de seguridad.

“Mis familiares me llamaban asustados. Yo había salido de la casa porque no había visto nada hasta que me encontré con todas las noticias. Me quedé impactada, porque la realidad fue que no tomé nada de dinero de allí”, relató la joven.

Luego de la denuncia fue expulsada de la residencia donde vivía, temía salir a la calle y ser reconocida, pues Isabel había difundido un video manipulado a través de los medios.

Luego de dos meses y medio, la joven recibió una llamada del dueño de la veterinaria, quien quería reunirse con ella para que lo apoyara con una denuncia contra Rodríguez. La mujer de la veterinaria que acusó a Ana de robo ahora estaba enfrentando un proceso por estafa y falsificación de identidad.

Sin embargo, Ana decidió dejar ese episodio atrás, aunque sigue sintiendo temor por aquella amarga experiencia.

“Me da un poco de miedo todavía porque empezaron a repartir volantes donde aparecen varios venezolanos acusados. Aparece mi cara y dice que me robé 18.000 soles, algo que no es cierto. Siento temor de que me vean y me reconozcan por esa noticia”, explicó.

Del mismo modo, agregó: “Perú no es un mal país, al contrario Perú es un país lleno de oportunidades, lleno de riquezas naturales, tiene una gastronomía muy variada y tiene una cultura muy diferente a la de nosotros, y así mismo como hay personas buenas también hay malas, eso se ve en todos los países del mundo y no por culpa de unos cuantos debemos generalizar y tachar a un país”.

Con información de Maduradas

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a