Maduro se perjudica a sí mismo con el viaje de Cabello a Corea del Norte

Diosdado Cabello en Corea del Norte

Dentro del propio régimen no entienden la jugada política de Diosdado Cabello de viajar a Corea del Norte para entablar conversaciones con Pyonyang. “Es un gobierno radiactivo. Nadie se les quiere acercar porque crea problemas”, dice al diario ALnavío una fuente de este ministerio.

Maduro envió esta semana una misión diplomática a Pyongyang liderada por Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente. El papel de Cabello fue el de mensajero, pues, ante la ausencia de firmas de acuerdos y convenios, su trabajo se redujo a entregarle una carta y un regalo a Kim Jong-Un dedicado por Maduro. Ni siquiera Cabello se los entregó personalmente, sino a través un intermediario.

“¿De verdad merece la pena mandar una comitiva a Corea del Norte?”, se pregunta la fuente de la Cancillería. “Maduro se cierra caminos sin necesidad. Dejarse ver allí le complica la suerte a cualquiera”.

Esto último lo dice porque tras el acercamiento a Kim Jong-Un, a Maduro se le cierran caminos en Asia. Las relaciones de Corea del Sur y de Japón con Corea del Norte son casi inexistentes, y aunque haya habido intentos de distensión entre Pyongyang y Seúl, la tensión todavía está presente.

Alinearse con Corea del Norte es ganarse un problema en esa zona del mundo porque te alejas de dos de los países más importantes”, agrega.

Para leer más visite ALnavío