Luego de colapso del régimen, USAID tiene un plan para Venezuela: “los venezolanos quieren irse a casa”

Imagen referencial

Si llega el día en que el gobierno del gobernante venezolano Nicolás Maduro se derrumba en el caos, la agencia de ayuda humanitaria de Estados Unidos tiene un plan, así reseñó El Nuevo Herald

El administrador de USAID, Mark Green, le dijo a McClatchy en una entrevista el miércoles que la agencia ha estado “previendo el escenario” para la partida de Maduro, examinando los retos logísticos que enfrentarán sus equipos en un país arrasado que es dos veces del tamaño de California.

La crisis humanitaria que emana de Venezuela ha ocasionado que más de 4 millones de migrantes y refugiados lleguen a los países vecinos, según las Naciones Unidas — el peor evento de este tipo que el Hemisferio Occidental haya conocido.

Pero a diferencia de otras emergencias internacionales, como la crisis de refugiados sirios que sacudió a Medio Oriente y Europa, Green espera que la mayoría de los migrantes venezolanos finalmente retornen a sus hogares.

(Lea también: Reunión Maduro-Putin sólo trató cooperación técnica-militar, nada de créditos)

“Encuentro que la crisis venezolana es distinta a otras que he visto en el mundo”, dijo. “Siempre estamos pensando en lo que sucederá al día siguiente: qué será lo necesario”.

USAID estudia actualmente informes de organizaciones humanitarias que tienen acceso en el país, así como encuestas de esos migrantes, muchos de los cuales huyeron por problemas de salud. El colapso de la red eléctrica de Venezuela y los apagones repetidos han acabado con su capacidad de mantener la medicina bajo control climático.

Esta situación ha resultado en una crisis para pacientes con diabetes y amenaza con brotes de nuevas enfermedades, como la malaria y el sarampión, que se creían casi superadas.

“Pensamos en cómo aliviar a quienes han sufrido durante tanto tiempo y tan profundamente. Entonces, al día siguiente, pensamos en la capacidad de proporcionar asistencia vital a las personas en el interior; es un país grande. Hemos hecho mucha planificación de escenarios”, dijo Green.

Otros departamentos de Estados Unidos, como el Departamento de Comercio y el Pentágono, han elaborado planes similares para varios escenarios de la salida de Maduro. Pero Green se centra en evitar que empeore una crisis de salud que se deteriora rápidamente.

“En Miami, en mis reuniones de la diáspora, me llamó la atención la cantidad de médicos y enfermeras que regresan en silencio, con cierta regularidad, para brindar atención de caridad y tratar de ayudar”, dijo Green. “Hay un sistema de salud en Venezuela — siempre es difícil obtener soluciones precisas— pero se escucha decir que ni un solo hospital en el país está equipado adecuadamente. Entonces, cuando llegue el día, quiero decir, esas son las cosas que tendrán que suceder”.

También es un asunto en el radar del presidente Donald Trump. Después de reunirse con líderes latinoamericanos el miércoles, Trump dijo a los periodistas en una conferencia de prensa que “la gente se está muriendo” en Venezuela debido a la crisis hospitalaria, justificando la continua ayuda humanitaria de Estados Unidos a la región y apoyando a Juan Guaidó y a sus seguidores.

Así mismo, el miércoles el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció $119 millones en ayuda humanitaria adicional para enfrentar la crisis venezolana, que incluye asistencia médica y de salud para quienes están dentro del país, llevando el compromiso total del gobierno a $568 millones.

Estados Unidos y más de 50 países reconocen a Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como el presidente interino legítimo de Venezuela.

“En mi área de trabajo, veo muchas comunidades desplazadas de todo el mundo”, dijo Green, “y en general, cuando tenemos refugiados o migrantes, es poco probable que regresen a casa, digo yo. No creo que este sea el caso aquí”.

“He visto, desde mis viajes a Miami hasta mis viajes a Colombia, a Ecuador y a Perú, que los venezolanos quieren irse a casa. Son personas vigorosamente orgullosas. Recuerdan también el día no muy lejano cuando había diferentes circunstancias económicas, y quieren volver a casa “, dijo.

“Cuando lleguemos al día siguiente [de la caída de Maduro], hay un largo camino de reconstrucción, obviamente, pero creo que será turboalimentado por los venezolanos que quieren volver a casa”, dijo Green.

Con información de Alberto News