Una vez que cese la usurpación se dictarán sentencias contra agresiones de DDHH, según Tarre Briceño

Este miércoles, el embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), designado por Guaidó, Gustavo Tarre Briceño, habló en la CIDH, sobre la violación de derechos humanos en el país, y la persecución política que existe.

Asimismo destacó que “las violaciones de DDHH humanos que hayan sido o sean cometidas no altera el deber del Estado venezolano de prevenir, investigar y reparar estas agresiones”.

Recalcó que “Venezuela reconoce la competencia de la CIDH y una vez que cese la usurpación, cumplirá todas las obligaciones que este alto tribunal ha tomado”.

“Hemos conversado de la importancia de realizar una visita a Venezuela, además diseñamos las situaciones que se pudieran presentar y Juan Guaidó formuló una invitación a la CIDH (…) La situación de Venezuela requiere de mayor presión. Se deben agilizar las solicitudes de medidas cautelares, remisión de casos a la CIDH y crear un mecanismo de seguimiento”, indicó.

Alega que “mientras no cese la usurpación en Venezuela se continuará monitoreando y denunciando las violaciones de DDHH (…) La voluntad de la Asamblea Nacional es estar presente en el seguimiento realizado por la CIDH, para seguir mostrando las violaciones sistemáticas a los derechos humanos en el país”.

A su vez dijo que “la visita de la CIDH tiene un rol importante en la restitución de los derechos humanos en Venezuela. Algo muy necesario para los venezolanos”.

Sostuvo que “no se trata solo de agradecer lo que han hecho hasta ahora en la CIDH, sino invitarlos a que lo sigan haciendo, una vez que cese la usurpación mantengan la misma vigilancia”.

Reseñó que “para el gobierno del presidente Guaidó una preocupación igualmente importante es qué va a ocurrir en el futuro”.

Con información de Sumarium.es