Cada vez más niños y adolescentes se ven obligados a trabajar para poder sobrevivir

Una visión común en todos los mercados: niños atendiendo los negocios de sus padres

El panorama que atraviesan los venezolanos es realmente cruento.

La crisis económica, social y política ha afectado profundamente a todos los estratos de la sociedad. Es común observar cómo niños y adolescentes, que en otras circunstancias estarían enfocados en estudios o en recreación, se ven obligados a trabajar para poder sobrevivir.

 “Cuando salgo de la escuela me van a buscar y me vengo para acá”, explica una menor de edad para Impacto TDN quien vende especias en un mercado popular mercado del centro caraqueño.

Algunos de estos infantes trabajan desde hace unos siete años y otros no tienen acceso a la educación pública por “preferir” trabajar y así conseguir el pan para comer en el día a día.

Con información de La Patilla