El 50% de las oficinas en Caracas están vacantes

El vacío en las oficinas de la Gran Caracas se palpa. No es más que otra consecuencia de la grave crisis económica que afecta al país

Alrededor de 50% de los espacios de oficinas en el Área Metropolitana de Caracas están vacantes, según un estudio realizado por TIR Inmobiliarios S.C., para el Fondo de Valores Inmobiliarios, que excluye a las Torres de El Silencio y otros edificios gubernamentales que están, también, desocupados.


Así lo reseña Armando Pernía / Banca y Negocios

 

De acuerdo con el reporte suministrado a Banca y Negocios, las transacciones de oficinas en el Área Metropolina pasaron de 229.765 metros cuadrados promedio en 1994 a solo 8.500 mts2 al cierre de 2018, una drástica caída de 96%.

Otro elemento que resalta este estudio es que 100% de las operaciones con espacios de oficinas se limitaron a la zona AAA de los municipios Chacao y Baruta, especialmente Las Mercedes, ya que el resto de la capital está simplemente vedado para el mercado inmobiliario. En 1992, en la zona premiun se realizaban 43% del total de las transacciones.

La explicación a este fenómeno de concentración geográfica del mercado de oficinas no deja de ser llamativa: “Probablemente, esto se deba a que el Estado es tenedor de prácticamente todos los espacios de oficina fuera del Área de Estudio (AE)”.

“Los precios de las oficinas en el AE (AE abarca sectores AAA del Área Metropolitana de Caracas) llegaron a su punto más bajo en el año 1996, aproximadamente, promediaron 1.000 dólares por metro cuadrado (mts2), y tocaron un precio máximo en el año 2007, alcanzando casi los 7.000 US$/mts2, para luego descender en el primer semestre del 2019 a un máximo de 1.600 US$/mts2, entendiendo que este es un valor referencial tomando en cuenta que las transacciones son prácticamente inexistentes”.

Los datos anteriores revelan que los precios bajaron 77,14% entre 2007 y 2019. Además, “a valores constantes los precios por Mts2 de oficinas AAA para 2019 se acercan a los de los años 1996. La diferencia a destacar es la falta de transacciones”, indica el análisis preparado por TIR Inmobiliarios.

 

 Armando Pernía / Banca y Negocios