Maduro llamó “mendigos” a los que claman por la ayuda humanitaria: Allá los que venden su honra al imperialismo por $20 millones

Un Nicolás Maduro con escaso respaldo popular dirigió un discurso desde la avenida Bolívar por la celebración de los 20 años de la “revolución chavista” en Venezuela.

En lugar de reconocer los múltiples errores que han llevado a millones de venezolanos a la pobreza y a morir esperando una medicina, Maduro se dedicó a llamar “mendigos” a quienes claman por ayuda humanitaria.

“Venezuela no es un país de mendigos, no somos mendigos de nadie,todo lo que necesitamos lo podemos producir, somos un país de honor, para eso tenemos las misiones, el clap, el carnet de la patria y no se dan cuenta”, expresó.

Posteriormente, se refirió a los 20 millones de dólares de ayuda humanitaria que Estados Unidos movilizará próximamente al país:

“No hemos sido ni seremos un país de mendigos. Allá los que se sienten mendigos del imperialismo y venden su honra por 20 millones de dólares. Yo sigo llamando al trabajo”, acotó.