Curiosidades

Durante año y medio se inyectó su semen en el brazo como tratamiento para la espalda y esto ocurrió (+Foto)

Un irlandés de 33 años dejó boquiabiertos a los médicos que lo atendieron en un hospital de Dublín, al que tuvo que acudir de emergencia por un molesto dolor de espalda. ¿La razón del desconcierto? El paciente se había inyectado, durante año y medio, su propio semen como una insólita manera de curarse un dolor de espalda.

Cuando el hombre llegó al centro asistencial, quejándose por un severo dolor en la espalda baja, a los médicos les llamó la atención una erupción roja y una hinchazón que tenía en el antebrazo derecho. Entonces fue cuando supieron lo que le sucedía al hombre.

La confesión de Khloe, Kourtney y Kim Kardashian que dejó sin habla a sus fans

En el informe médico refirieron que el brazo se le había infectado con una celulitis, consecuencia del extraño hábito de inyectarse semen, y la describieron como “peligrosa”.

Ideó esta ‘cura’ sin tomar en cuenta la recomendación de un médico“,  escribió la doctora Lisa Dunne en un informe del caso en el Irish Medical Journal.

Asimismo, dejó constancia de que el propio paciente “reveló que se había inyectado una dosis mensual de semen durante 18 meses consecutivos con una aguja hipodérmica“.

El particularísimo tratamiento no curó su dolor de espalda, que, por el contrario, empeoró después de levantar un objeto de acero pesado. Sin embargo, su estado mejoró después de una corta estadía en el hospital.

El hombre decidió irse del hospital de Adelaide y Meath, en la capital de la República de Irlanda, antes de que los médicos pudieran extraerle el semen.

Diputado alemán se convierte en una diputada (+Fotos)

La doctora Dunne dijo que este caso pareciera ser el primero de su tipo y que hasta ahora no se han realizado pruebas sobre los efectos de inyectar semen en venas o músculos humanos.

Había “fracasado en múltiples intentos de inyectar el fluido corporal”, escribió la especialista, en lo que llamó un “método innovador para tratar el dolor de espalda”.

Aunque reconoció haber visto casos de personas que se han inyectado sustancias como gasolina y líquidos ligeros en intentos de suicidio, cree que es rara esta forma de automedicación.

En este sentido, considera que, aprender sobre este caso, podría resultar aleccionador “en una escala más amplia”.

“Se destacan los peligros de las inyecciones cuando son realizadas por personas no capacitadas, así como los riesgos vasculares y de tejidos blandos que rodean el intento de inyección de sustancias no destinadas para uso intravenoso. El caso también demuestra los riesgos involucrados con la experimentación médica antes de una investigación clínica extensa”, sostuvo en su informe.

Con información de Daily Mail

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a