¡Presagian default! Standard and Poor’s rebajó la calificación de la deuda en Venezuela

La Standard & Poors |Foto cortesía

La Standard & Poors |Foto cortesía

La agencia de calificación Standard and Poor’s anunció este viernes que bajó la nota de la deuda de Venezuela, anticipando un probable default luego que el presidente Nicolás Maduro anunciara su reestructuración y refinanciación. Esta decisión se produce tras una medida similar tomada por la agencia Fitch, publica Infobae. 

Vea también: “Sería una catástrofe”: Expertos dicen que Venezuela podría caer en default

La nota pasa de CCC- a CC. En otros términos, la agencia considera como si la deuda de Venezuela en divisas extranjeras estuviera en default, con algunas posibilidades de recuperación.

S&P justifica su decisión por el hecho que el Estado venezolano podría no cumplir un plazo de pago o no presentar una operación de reestructuración de su deuda.

Venezuela convocó a sus acreedores a una reunión en Caracas para intentar una renegociación de la deuda externa, estimada en unos 150.000 millones de dólares, un proceso que acrecentó los temores de default.

Vea también: Explosión monetaria y descalabro de la producción llevaron a la hiperinflación a Venezuela

«Le digo a (…) los tenedores de la deuda venezolana: tengo moral para convocarlos el 13 de noviembre a Caracas e iniciemos un proceso de refinanciamiento y renegociación de la deuda», afirmó este viernes el presidente Nicolás Maduro.

Tras ese anuncio, la agencia Fitch redujo la calificación de la deuda a «C» de «CC», en base a «faltas de pago previas», lo cual «hace un incumplimiento de pagos altamente probable», según un comunicado.

Venezuela dijo que inició este viernes el pago de 1.169 millones de dólares por capital e intereses del bono de la petrolera PDVSA 2017.

Vea también: FMI le da plazo de 6 meses a Venezuela para que se ponga al día con los indicadores económicos

Pero tras esa liquidación, deberá cancelar en lo que resta del año entre 1.400 y 1.800 millones de dólares de intereses de otros papeles, y rendimientos pendientes de bonos que debió pagar en octubre y tienen un período de gracia de 30 días.

A la cabeza de la comisión negociadora, el vicepresidente Tareck El Aissami afirmó que el gobierno buscará sentar «las bases para renegociar los términos de la deuda externa de la República y de PDVSA«.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a