¡Todo un lujo! Adquirir una vivienda propia es imposible para el venezolano

Adquirir una vivienda propia es del todo imposible | Foto referencial

Adquirir una vivienda propia es del todo imposible | Foto referencial

El espiral económico que afecta al país ha derivado en el aumento considerable de las viviendas, tanto en el mercado primario (nuevas) como secundario (usadas), por lo que los costos de las mismas sobrepasan en más de 80% las capacidades de pago de los compradores.

De acuerdo con un reportaje del diario El Tiempo, una vivienda de clase media promedio, de 70mts2, con tres habitaciones y dos baños, pasó de 170.000 bolívares (casi el valor del bono alimenticio tras el último aumento presidencial), a poco más de Bs 80.000.000 millones.

En avisos clasificados de prensa y en páginas web especializadas en el ramo inmobiliario, se aprecia una alta oferta de propiedades en venta con precios que oscilan entre los Bs 90 y los Bs 800 millones, los cuales son colocados por los ofertantes que buscan proteger su dinero ante la devaluación del bolívar.

Aunque el presidente Nicolás Maduro anunció a principios de año un aumento en los montos de los créditos para la adquisición, autoconstrucción y remodelación de viviendas, muchos no se deciden por la opción crediticia bancaria porque, a juicio de los entrevistados, “el monto máximo de un préstamo no cubre las expectativas”.

De hecho, el monto máximo que otorga un banco para la compra de una vivienda quedó en Bs 30 millones, y el mismo se otorga dependiendo de la capacidad de pago de quien lo solicite.

Ante semejante panorama, las opciones de compra de una vivienda nueva se reducen drásticamente y muchos se decantan o por suspender la formación de un hogar o por seguir viviendo junto a sus padres.


Lea también: