Teniente Coronel José Gustavo Arocha relató ante la OEA los horrores que vivió en La Tumba

Teniente Coronel, José Gustavo Arocha, relató ante la OEA lo que vivió en La Tumba | Captura de video

Teniente Coronel, José Gustavo Arocha, relató ante la OEA lo que vivió en La Tumba | Captura de video

El Teniente Coronel retirado José Gustavo Arocha participó este viernes en la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que se determinará si hay fundamento para denunciar al Gobierno de Venezuela por crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional (CPI)

Durante su intervención, Arocha relató los motivos por los cuáles solicitó su baja y su experiencia como preso político en los calabozos de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Plaza Venezuela, bautizados como La Tumba.

Relató que la persecución en su contra inició en el año 2007, cuando todavía pertenecía a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

En ese entonces, fue investigado por insubordinación, irregularidades administrativas y presuntamente haber ejecutado unos pagos que no le correspondían.

Posteriormente, en el año 2009, luego de retirarse de la FANB cuando se percató de la “bochornosa” actuación de la misma, funda una compañía de tecnología que perdió en el año 2014 tras ser detenido. 

Según explicó, para el momento de su aprehensión la exfical Luisa Ortega Díaz se encontraba en una investigación en contra de María Corina Machado, Antonio Ledezma y Pedro Mario Burelli, por presunto magnicidio.

“Ellos querían que yo les colaboraba, estaban obsesionados con ellos”, aseveró el Teniente Coronel, quien señaló que durante el allanamiento a sus oficinas “sembraron diferentes cantidades de dinero en el escritorio de sus socios”.

Luego de pasar varios días en la sede del Sebin donde, según reveló, estuvo “en condiciones infrahumanas”, fue trasladado a La Tumba, donde permaneció seis meses.

“Cuando fui ingresado en La Tumba, un Sebin dijo ´ha llegado otro muertó”, contó Arocha, quien describió los calabozos de ese centro de reclusión como un lugar frío.

“Estaba solo, las celdas eran muy pequeñas y yo no tenía comunicación”, aseguró y señaló que cuando lo sacaban de su celda, los oficiales le decían que estaban cumpliendo órdenes de Luisa Ortega Díaz, la Fiscal General destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Detalló que estando allí pudo enviar un mensaje codificado solicitando ayuda para escapar y es cuando decide acceder a los pedidos hechos por los funcionarios que llevaban su caso. Al colaborar, se le concede una medida cautelar de casa por cárcel, y es cuando escapa del país.


Lea también: