¡La mega olla! Lo que hay detrás de la detención de Ana Argotti, abogada de Lilian Tintori

Abogada de Lilian Tintori | Crédito: El Cooperante

Abogada de Lilian Tintori | Crédito: El Cooperante

El pasado 4 de abril fue detenida Ana Teresa Argotti, abogada de la activista por los Derechos Humanos, Lilian Tintori. La dama transitaba en su vehículo cuando fue aprehendida por la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Según la información oficial, presuntamente tenía en su poder 17 cédulas de identidad, seis pasaportes, nueve piezas de papel moneda o de seguridad en blanco para imprimir cédulas, 20 plásticos para cédulas, seis sellos y 36 timbres fiscales.

Lilian Tintori declaró que días antes de la detención, ya tenía información de que esto podía suceder, por lo que ya habían acudido a la Fiscalía General de la República para dejar constancia de los hechos. “Le tenían una olla montada a esta mujer que es inocente (…) la secuestraron en las puertas de los Tribunales donde trabaja y le tienen muchísimo cariño porque es una mujer muy amable”,  declaró Tintori, y añadió que Argotti trabaja en un bufete de abogados serios “que atienden el caso de Leopoldo López desde que lo inhabilitaron”.

Los pasaportes

En el mes de febrero, la cadena de noticias CNN emitió un reportaje cuyo principal protagonista era el exconsejero de la Embajada de Venezuela en Irak, Misael López, quien aseguró que en el Medio Oriente, operaba una supuesta red de tráfico de pasaportes venezolanos a personas vinculados al narcotráfico y al terrorismo, donde se menciona al vicepresidente, Tareck El Aissami.

El pasado 15 de febrero, la canciller Delcy Rodríguez acusó a López de usurpar la identidad del embajador en Irak, Jonathan Velasco; del manejo de fondos ilícitos y de acosar sexualmente a una empleada del ente diplomático.

La olla

Según Delcy Eloína, Misael López tendría  nexos con la abogada Ana Argotti. Como prueba de ello, mostró en la pantalla de Venezolana de Televisión unas fotografías donde ambos posan juntos en la ciudad de Amman, capital de Jordania.

La maquinaria roja ha querido hacer ver que Ana Argotti mantenía una relación sentimental con Misael López y por ende “tenía en su poder” el material que le fue decomisado al momento de su detención. Una de las fotos que mostró la flamante canciller venezolana fue la siguiente:

Misael López habría contactado al FBI en la embajada de Estados Unidos en Madrid, España, a donde viajó para entregarles las pruebas del tráfico de documentos de identidad a grupos extremistas islámicos. Tiempo después, el embajador Jonathan Velasco lo despidió por supuesto “abandono del cargo”. Hoy, está asilado en España.

Los supuestos elementos incautados a Ana Argotti en su detención son de uso exclusivo del Servicio Administración de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), por lo que su tenencia implica la falsificación de documentos de identidad, algo que según lo estipulado en el Código Penal, tiene una pena de seis a doce años de prisión. La fotografía de la jurista al lado de la presunta evidencia en su contra sobre una mesa frente a ella, corrió como pólvora.

Luego de su detención, Argotti será presentada ante un tribunal militar por el presunto delito de falsificación de documentos. Sin embargo, el hecho pudiera ser calificado como un “secuestro”, pues como reveló la fuente, el único nexo que tiene la abogada con los funcionarios diplomáticos e Irak, es la asistencia legal que prestó a la hermana del embajador Velasco.

En todo caso, el cumplimiento de su labor como abogada, haber tenido una amistad con el diplomático Rubén Barrios o fotografiarse junto a Misael López no son delitos que figuren en el Código Penal Venezolano.

Fuente: El Cooperante 


Lea también: