Sexagenario murió tras permanecer en larga cola para tramitar el Carnet de la Patria (+foto)

CARNET-3

Sexagenario murió tras permanecer en larga cola para tramitar el Carnet de la Patria | Referencial

En un lamentable hecho terminó la iniciativa de Guadalupe Rangel, obrero de 66 años, quien durante este fin de semana salió de su casa hasta Santa Bárbara, estado Barinas, con la obligación de sacar su carnet de la patria, a fin de mantener la pensión del Seguro Social o poder comprar las bolsas de alimentos distribuidos por los CLAP.

Guadalupe no se esperaba con que en dicho proceso se encontraría con la muerte, pues tras permanecer en una extensa cola de personas para realizar dicho trámite, se desvaneció frente a los demás ciudadanos presentes, quienes según reseña El Pitazono hicieron nada para trasladarlo a un centro asistencial.

Por su parte, el concejal Antonio “Toño” Rodríguez, a través de su cuenta en Facebook, relató la versión de los hechos contada por una de las hijas de Guadalupe, identificada como Emiliana Rangel.

En tal sentido, Emiliana detalló que su padre se vio en la obligación de trasladarse desde Pedraza la Vieja hasta Santa Bárbara de Barinas, ya que le habían advertido que si no tenía el carnet de la patria no podía comprar la bolsa Clap ni cobrar su pensión de vejez.

Ante tal situación, comentó que su padre salió a las tres de la mañana desde su hogar en Pedraza la Vieja (a unos 20 minutos de Santa Bárbara) para llegar a la sede de la casa de la cultura donde este fin de semana el gobierno desarrolló un operativo para la entrega de dicho carnet.

carnet-patria-guadalupe-rangel-muerto

Guadalupe Rangel (66) | Foto: El Pitazo

Al parecer, Guadalupe soportó una larga fila sin comer nada, a pleno sol y en la tarde, una vez que recibió el documento, sufrió un paro respiratorio que lo dejó tendido en la misma casa de la cultura

Fue a través de una llamada telefónica como su hija se enteró de lo ocurrido y tras haber transcurrido más de una hora, trasladó en una motocicleta a su padre hasta el hospital donde, para desgracia de Guadalupe Rangel, no hubo una bombona de oxígeno que le supliera la falta de ese elemento vital para su sobrevivencia y, lamentablemente, falleció al poco tiempo de su ingreso al centro de salud.


Lea también: