¡AL DESCUBIERTO! El comisario del Sebin reveló nexos de «rojos rojitos» con pranes mineros del estado Bolívar y mira quiénes estaban detrás

La minería en Bolívar continúa encerrando misterios delictivos |Foto: Correo del Caroní

La minería en Bolívar continúa encerrando misterios delictivos |Foto: Correo del Caroní

La minería en Venezuela, específicamente en Bolívar, sigue acumulando una serie de rumores que involucran a la Gobernación de la entidad a cargo de Francisco Rangel Gómez con actividades de «pranato» que someten la minería.

Tanto así que en un informe el José Gregorio Lezama Gómez, quien fue jefe del Comando Anti Extorsión y Secuestros del estado Bolívar, acusa a Rangel Gómez y al exsecretario de Seguridad Ciudadana, el General Julio César Fuentes Manzulli de fortalecer a las bandas armadas y de presionar a tribunales y Fiscalía para la liberación de los aprehendidos por hechos irregulares, sin que se curse actualmente una investigación al respecto.

El informe que data del 26 de enero de 2016, fue entregado al director general del Sebin, Gustavo González López, quien fungía como Ministro de Interior y Justicia. Lo cual significa que las denuncias eran conocidas por la institución militar. 

Este documente fue citado por la Comisión Especial de la Asamblea Nacional que investigó la masacre de Tumeremo, para sustentar las aseveraciones de los diputados sobre los vínculos del gobierno regional con la corrupción, pranes que operan en el estado Bolívar, y por ende, como responsables de la violencia minera, reseña Correo del caroní.

Los vínculos de la corrupción

En el texto entregado por Lezama Gómez, se señala directamente a Fuentes Manzulli de tener vínculos con la delincuencia organizada. 

En el citado documento se asegura en 2010 presuntamente hubo más vínculos entre Fuentes Manzulli y la delincuencia organizada.

“A partir de los siguientes sucesos, comienza un proceso de desmantelamiento de la Policía del estado Bolívar, los policías que actúan en contra de la irregularidad o actos ilícitos son entregados, es decir, revelan sus nombres y direcciones desde el mismo despacho policial para que sean asesinados con disparos a mansalva, no hay cartuchos para los funcionarios policiales, pero existe un grupo dentro del gobierno regional que está armando a los delincuentes entregándoles zonas de responsabilidad en los sectores populares (el Capitán, en Vista al Sol; el gordo Bayón, en el sector sindical; el Ciego en Ciudad Bolívar y minas de La Paragua; el Topo en minas de Guasipati y Tumeremo; el Negro Juancho en las minas del sur desde El Dorado hasta Las Claritas; el Sapito, mano derecha y coordinador del alcalde de Ciudad Bolívar Sergio Hernández, muy cercano al gobernador, entre otros denominados pranes)”, detalla en el informe.

Estos datos coinciden con la investigación de Correo del Caroní con fuentes militares y policiales que confirman la existencia de una repartición del estado Bolívar entre los principales cabecillas del mundo delictivo.

  • El Callao es controlado por los pranes apodados: TotoMarcopoloel Ruqui. Y presuntamente por un hombre apodado el Morocholo que representa al ‘Capitán’ Ojeda en el lugar. 

  • El sector El Perú era controlado por Anderson Pereira hasta el pasado viernes 24 de febrero, cuando fue asesinado por una banda rival al salir de una discoteca en Puerto Ordaz. 

  • Alias el Morocho controla el sector Nacupay.

  • El líder de El Paraíso se desconoce.

  • En Guasipati y San Félix: el líder es Phanol Vladimir Clemente Ojeda, alias Capitán.

  • En Tumeremo, el control lo mantienen alias el Gordo (del barrio de La Caratica) y Armandito tras la muerte de Jamilton Andrés Ulloa Suárez, alias el Topo. 

  •  En Las Claritas el pran es Wilson Rodríguez Aponte, apodado el Negro Juancho.

  • En El Dorado, Fabio Enrique González Isaza, alias el Negro Fabio.

El informe también rememora la detención, el 28 de junio de 2012, de alias el Juancho, junto a otros cuatro ciudadanos a quienes se les incautaron armas de fuego y cuatro vehículos. Aunque fueron puestos a la orden de la Fiscalía Cuarta, afirma que el gobernador presionó a tribunales y Fiscalía para su liberación, siendo puestos en libertad al día siguiente.

Manzulli desmiente

Tratando de dar con más información, el medio citado logró obtener palabras del General Fuentes Manzulli, quien negó las acusaciones en su contra.

En primer lugar, desmiente la detención de algún chofer a su servicio y sus presuntos vínculos con el pranato minero, considerando que su gestión de ocho años como secretario de Seguridad Ciudadana «habla por sí sola», con el aumento de 15 a 28 comandos policiales y de 1.600 a 3.200 policías.

“Yo no desmantelé a la Policía. En mi gestión se acabaron los secuestros, los robos a bancos. En mi gestión no habían pranes en las minas, eso es nuevo, eso vino después de mi salida hace tres años (…) si desde enero de 2014 no he manejado ninguna institución ni fuerza policial, cómo es que yo en tres años he armado grupos armados, eso es imposible. La mayor dotación y conformación de la Policía en estos últimos años fue en mi gestión”, aseveró Fuentes Manzulli.

Sin embargo, la información manejada por Correo del Caroní, destaca que desde 2006 a 2013 se registraron 75 secuestros en el estado Bolívar.

Maduro al tanto

Pese a las fuertes y escandalosas denuncias de corrupción en la minería que incluye a pranes y hechos delictivos, esta información fácilmente debería ser expuesta al país por el mismo presidente Nicolás Maduro. Sin embargo es un tema que se mantiene a oscuras. Aunque el alto mando militar y el gabinete de Gobierno se mantengan al tanto de la situación. 

En consonancia con lo anterior, se destaca que el 6 de mayo de 2016, el comisario Lezama le hizo llegar al presidente Nicolás Maduro un informe detallando la corrupción existente en el estado Bolívar con la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), incluyendo denuncias de los consejos comunales. Una acción que podría revelar la actitud de «avestruz» que mantienen las autoridades al esconder la información.


LEA TAMBIÉN:

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a