Olivares: Maduro coloca su ambición de poder por encima de la vida de los venezolanos

José Manuel Olivares, diputado a la Asamblea Nacional (AN) | Foto: archivo

José Manuel Olivares, diputado a la Asamblea Nacional (AN) | Foto: archivo

En el foro «Crisis humanitaria: Salud en tiempos de Revolución» el diputado opositor, José Manuel Olivares, presidente de la subcomisión de Salud en la AN, aseguró que para el Gobierno parece darle más importancia a su intereses que a los del pueblo. 

“Cuántas personas tienen que morir para que Nicolás Maduro y su régimen corrupto permita la ayuda humanitaria. Solo un gobierno irresponsable e indolente coloca por encima de la salud de los venezolanos sus ambiciones de poder”, manifestó. 

Estas declaraciones fueron emitidas en el foro organizado por Fundación Juan Germán Roscio y la Fracción Parlamentaria de Primero Justicia, donde participaron Dr. Julio Castro y la Sra. Susana Álvarez, al diputada Dinorah Figuera. 

 “En todos los hospitales del país vemos los rostros de niños que por culpa de la indolencia de quienes nos gobiernan partirán antes de tiempo. Cómo olvidar a Olivar Sánchez, a Victoria Lara y a los cientos de venezolanos que encontraron la muerte en un sistema de salud ineficiente, corrupto e inhumano”, señaló el parlamentario. 

Asimismo Olivares valiéndose de imágenes resaltó el deterioro que hoy día sufren los centros de salud en el país, la desidia, que a su juicio es responsabilidad del Gobierno Nacional. 

“No es posible que hayan filtraciones de aguas negras en los quirófanos, animales dentro de las salas y cualquier cantidad de insalubridades. Nuestros niños recién nacidos duermen en cajas de cartón frente a la mirada indolente de las autoridades. Hay un déficit de 98% de ambulancias. Eso quiere decir que los pacientes se nos mueren en el camino hacia el hospital”, criticó. 

ÍNDICE DE MORTALIDAD

Sobre el aumento del índice de mortalidad materna agregó que “cada madre que muere es un drama social. Son niños huérfanos que comienzan la vida en un ciclo de abandono, pobreza y violencia”. “La impericia, la irresponsabilidad y la corrupción que reina desde hace 17 años se lleva la vida de los venezolanos”, sentenció.

“El gobierno niega el problema de la difteria, una enfermedad que tenía 24 años erradicada en el país. En 2016 hubo 50 fallecidos por difteria y en lo que va de dos mil diecisiete hemos registrado dos fallecidos. El silencio es irresponsable”, agregó.

Para terminar, el diputado Olivares denunció que el único responsable de la crisis humanitaria es Nicolás Maduro.

“Nicolás Maduro es doblemente responsable. Profundizó la crisis a niveles de muerte y se niega a permitir que llegue alivio a las familias venezolanas. Esta actitud es repudiable y representa una violación abierta a los derechos humanos de todos los venezolanos”, expresó. 

Por su parte, la diputada Dinorah Figuera, destacó el grave estado del sistema de salud y la necesidad urgente de encontrar caminos para superar la crisis.

“Este gobierno abandonó la salud y los principales afectados son los niños, niñas y adolescentes, quienes por ley tienen derecho a recibir atención de calidad”, precisó.

TESTIMONIO

La Sra. Susana Álvarez compartió con los presentes su testimonio de lucha como madre. Perdió a su hija de 5 años hace 8 meses a consecuencia de un cáncer. Desde ese entonces, se dedica a trabajar con las madres del Hospital J.M. de los Ríos para ofrecer ayuda y consuelo.

“Mi hija murió de cáncer en el J.M de los Ríos. Con conocimiento de causa puedo decir que la situación de ese hospital es terrible, pero no es la más grave. El Hospital Pastor Oropeza, el Algodonal o el Universitario, están peor. El hospital J.M. de los Ríos funciona gracias a la dedicación de los médicos y de las familias”.

Esta madre venezolana destacó que “es una terrible muestra de indolencia que no hayan dólares para comprar medicamentos o reparar los equipos para el diagnóstico. El cáncer no espera. Si no lo tratas, la enfermedad avanza. Y cuando no lo tratas, el desenlace es fatal. Es indolencia porque uno ve que mientras nuestros niños mueren, hay dinero para el carnaval y otras cosas prescindibles”.

Prosiguió en el derecho de palabra el Dr. Julio Castro, profesor de la Universidad Central de Venezuela, quien presentó un informe detallado sobre la situación de salud en el país. “Nuestro sistema de salud está raspado y nuestros índices describen a un país hundido en la pobreza”, indicó.

El doctor Castro señaló que “89% de los hospitales del país tienen un servicio intermitente de agua, 50% de los pabellones no funcionan, 34% de las camas totales no funcionan y 92% de la nutrición hospitalaria es inadecuada. Esto quiere decir que nuestros pacientes comen una sola vez al día o reciben una dieta que no responde a su condición de salud”.

“En los últimos 25 años no se ha construido un nuevo hospital en el país. La bonanza petrolera no se tradujo en mejoras de las condiciones de salud. Los índices actuales de mortalidad materna son similares a los de 1964. En esta materia hemos retrocedido 52 años. En cuanto a la malaria, Venezuela es el único país que ha retrocedido hasta el S.XVII”, agregó.

Nota de prensa


LEA TAMBIÉN:

 

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a