Nacionales

Represa del Guri todavía no alcanza su nivel máximo de 271 metros

Embalse de Guri| Foto: Archivo

Embalse de Guri| Foto: Archivo

La represa de la central hidroeléctrica de Guri, en la cuenca del río Caroní, ubicada en el estado Bolívar todavía no alcanza su nivel máximo de 271 metros sobre el nivel del mar,  a pesar de que las recientes lluvias han incrementado el nivel de agua en el embalse. 

Fuentes sindicales destacan que actualmente la cota del Guri está a 8 metros por debajo del máximo nivel. Sin embargo, la altura de 263 metros se ha mantenido como consecuencia de las moderadas precipitaciones de los últimos días sobre la cuenca del río, reseña El Nacional.

Uno de los sindicalistas explicó que debido a la situación, Corpoelec se prepara para atender la situación en el verano de este año. 

“Como el embalse no alcanzó su cota superior, Corpoelec (Corporación Eléctrica Nacional) está administrando mejor el embalse frente al verano para evitar una caída alarmante como ocurrió en 2016 y que llevó a los racionamientos de 2.000 megavatios diarios en el interior del país, mediante el plan de administración de cargas”, explicó. 

A consecuencia del fenómeno climático El Niño, el 29 de abril de 2016, el nivel de agua de Guri llegó a su punto más bajo: 241,35 metros, lo que significó una merma de 3.000 megavatios en la generación de esa central al sistema eléctrico nacional. Por ello, Corpoelec aplicó los racionamientos debido a que el parque termoeléctrico no podía cubrir la energía faltante.

“Este año la situación no es tan grave como la de 2016, pero si delicada porque Guri presenta limitaciones para operar a plena capacidad”, dijo otro de los sindicalistas. Agregó que pese al hermetismo informativo de las autoridades eléctricas “se sabe que varias de sus 20 unidades de generación están paradas por mantenimiento o problemas técnicos”.

Esto hace que Guri aporte a la demanda pico nacional de energía de entre 14.000 y 15.000 megavatios diarios, unos 5.000 a 6.000 MW de 9.000, que es la capacidad instalada de generación de la central. Macagua y Caruachi, las otras dos centrales del Caroní en operación, generan 4.000 MW, de los cuales 3.000 son para atender la demanda eléctrica de Guayana y el oriente venezolano.

Sobre la Central Tocoma, las fuentes desconocen si en el primer trimestre de 2017 entrará en servicio su primera máquina, como lo habían anunciado las autoridades eléctricas, debido al escándalo de la empresa Obedreht de Brasil, contratista líder del proyecto.

En dos oportunidades, Obedreht evadió el año pasado la citación de la comisión mixta de la Asamblea Nacional que investigó la situación del sistema eléctrico venezolano a propósito de la emergencia de entonces, como consecuencia de las dificultades en Guri y otras plantas de generación térmica.

Sin embargo, en la interpelación que la instancia parlamentaria realizó el primero de junio de 2016 a la empresa Impsa de Argentina, contratista del proyecto, se supo que Tocoma registraba un atraso de cinco años con respecto a la fecha original de su puesta en servicio (2012-2014).

Al abordar las condiciones del parque de generación termoeléctrica, las fuentes consultadas indicaron que opera a 50% de su capacidad (14.000 MW) por la falta de mantenimiento a las centrales de mayor capacidad como Tacoa en Vargas.

“No obstante, hay un alivio con la generación de 600 MW de la nueva unidad de Planta Centro (Carabobo), construida por los chinos, aunque aún está en período de pruebas técnicas, además de las mejoras en la planta India Urquía (Miranda)”, dijo uno de los entrevistados.


LEA TAMBIÉN:

Más de 16 farmacias cierran sus puertas en Margarita por escasez de medicinas

Los escandalosos precios del desodorante, la espuma de afeitar y el detergente líquido

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a