¡Un fiasco! Le dijo que era profesor, pero ella lo dejó al descubrir que era tremendo bachaquero

bachaco

¡Tremendo fiasco! Mujer deja a novio al descubrir que era tremendo bachaquero

En Venezuela, actualmente el conocido «bachaqueo» es uno de los temas que más se toca en cada sitio al que vayas,  y es que, debido a la escasez de alimentos, medicinas y productos de primera necesidad, las personas se han visto en la necesidad de comprarle a estos revendedores, que ofrecen su mercancía a precios muy elevados. 

Una mujer de 28 años de edad, profesora de educación inicial, nos contó su experiencia con un hombre que le mintió durante 3 meses, fingiendo ser alguien que no era. 

Margarita Mendoza, nombre que hemos usado para referirnos a la mujer, ya que, decidió que su identidad permaneciera oculta, nos contó que conoció a José Gutiérrez en un bar de la ciudad de Caracas, y que esa noche intercambiaron números telefónicos para luego mantenerse en contacto. 

La mujer confesó que salía una o dos veces a la semana con Gutiérrez para ir conociendo de él, quien le aseguraba era profesor universitario de la UCV, con un sueldo no tan elevado pero con algunos beneficios.

Por otro lado, la profesora de educación inicial comenta que muchas rosas llegaron a la puerta de su casa, y que todo marchaba bien con el «profesor de la UCV», pero lo que a ella le sorprendía era que siempre tenía dinero para invitarla a comer, o para ir a la playa, y podía gastar en Whisky, algo que ahorita es casi imposible de comprar por su elevado precio.

«Él siempre me llevaba a comer a restaurantes buenos, y acompañaba las comidas con Whisky. No entendía cómo el sueldo le duraba todo el mes, si eso en menos de dos semanas se desaparece», explicó Mendoza.

Fue el pasado martes, cuando Gutiérrez la invitó a su casa, por primera vez, pues ella explicó que él decía que estaba quedándose donde su madre por un tiempo, cuidando de ella por una enfermedad, mientras regresaba su hermana de un viaje de negocios.

El sitio era con buenas cosas, según cuenta Mendoza, donde abundaban objetos que parecían tener gran valor, y equipos electrónicos modernos; así como un gran televisor con el que no hacía falta ir al cine. 

«Yo me quedé loca cuando entré, porque no parecía la casa de un profesor universitario que viva en Venezuela, tenía demasiadas cosas caras, hasta una nevera ‘LG’ de dos puertas grandota«, agregó la profesora.

Explicó que en un momento le pidió  ir al baño, mientras él se encontraba en la cocina preparando unos tragos, y él le dijo que «al fondo a la derecha», y cuando ella fue se encontró con dos puertas, abriendo por equivocación una que parecía ser un depósito en el que guardaba pacas de harina pan, leche, papel higiénico, modes, crema dental, arroz, espaguetti, y otra cantidad de cosas que ella no logró ver porque él llegó y le cerró la puerta conduciéndola al baño. 

«Yo me preocupé porque no sabía por qué tenía tantas pacas de productos en su casa, tanto que le dije que me llevara porque tenía una emergencia», dijo Mendoza.

Después de dos días investigándolo, pudo conocer por medio de unas personas que el hombre era un «bachaquero» popular de Petare, que llevaba unos años en ese «negocio», y que gracias a contactos que le venden pacas a bajos precios él ha hecho su sucia ganancia logrando vivir mejor que cualquier ingeniero. 

Margarita Mendoza, supo que el hombre no trabaja en la UCV y que tampoco es profesor sino un estafador, que se aprovecha de las personas para hacerse rico. 

«Allí me di cuenta que era tremendo bachaquero. Estafaba a la gente porque el tenía contactos que le traían pacas a muy bajo precio, y él le sacaba hasta 9 veces más», expresó con molestia.

Por esta razón, la engañada profesora decidió acabar con la relación que mantenía con el falso profesor de la UCV, advirtiéndole a la gente que no confíen en los que ahorita «están montados», como ella misma comentó, al referirse a los que tienen más dinero.

Lea también:

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a