Nacionales

Lea el artículo de Nacho: «Triste comparación»

Miguel Ignacio Mendoza mejor conocido como “Nacho” | Foto: Archivo

Miguel Ignacio Mendoza mejor conocido como “Nacho” | Foto: Archivo

El cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como Nacho, dedicó su artículo dominical para denunciar el terrible estado en el que se encuentran los hospitales de Venezuela..

A continuación el artículo íntegro:  «Triste Comparación»

Ayer estuve en Guayaquil visitando un hospital oncológico y aunque sigo sim saber cuál es la percepción que tienen los ecuatorianos, de ese lugar, creo que estaba en muy buenas condiciones comparándolo con los hospitales que tuve la oportunidad de visitar en Venezuela antes de que el gobierno diera la orden a nivel nacional de no permitirme el acceso a ninguno. Había cama eléctrica para cada niño, todos las maquinas y aparatos pertinentes para sus tratamientos, medicinas, aire acondicionado en perfecto estado, el piso impecable, el personal contento.

Un chavista empedernido diría: “Hablas mal del país”, pero aunque no lo logren entender solo me expreso como una persona con tres dedos de frente sobre la pésima gestión de Nicolás Maduro y su gabinete y todo el deterioro que ha generado su permanencia en el poder.

En Venezuela solo vi un hospital, en Maracaibo, que por cierto es autónomo, que estaba en buenas condiciones, lo demás era deplorable e infrahumano: ascensores sin funcionar y el que funcionaba te ponía a correr el riesgo de quedarte encerrado, niños sentados en sillas plásticas rotas recibiendo su quimioterapia, padres sentados en el suelo, camas con colchones de goma espuma que se marcaban por lo delgado con el hierro de la base, ausencia de mascarillas y jabón líquido para las visitas, baños con galones de agua por falta de ducha.

No es algo que esté imaginando, no son alucinaciones causadas por las drogas que dicen que consumo, que deben ser las mismas de Capriles, Leopoldo Lopez, Chataing, Leonardo Padrón y de la mayoría de las personas públicas que se oponen al régimen, porque es entendible que cualquiera que levante la voz en contra de la robolución es homosexual o drogadicto. Vi con mis propios ojos la pura desidia en mi visita a los centros de salud de atención pública en mi país. ¿Quién tiene la culpa de eso? ¿Lorenzo Mendoza? ¿La cuarta república después de 17 años de la quinta? ¿Antonio Ledezma? ¿A quién han metido preso por negligencia en esa área?

Para nadie es secreto que el presidente Correa fue un simpatizante declarado de los ideales de Chávez y que bien se puede decir que por lo menos en espíritu es socialista, pero en Ecuador hay avances fuertes en la vialidad no siendo el país petrolero que es Venezuela, bajo su gestión se han construido múltiples puentes, hospitales y es algo que incluso sus opositores aceptan, lo que apoya mi conclusión de que el problema no es ese ideal que teóricamente tiene grandes rasgos de belleza, el problema es que el único ideal que está poniendo en marcha el alto mando del oficialismo es el de: “quién se queda con las porciones más grandes de las divisas del pueblo, quién se encarga de los puertos marítimos y las fronteras terrestres, quién controla el narcotráfico, quién domina las importaciones”.

Cada vez me sorprende más el nivel de corrupción explícita de los que gobiernan Venezuela y son tantas las situaciones que en mis viajes me recuerdan esas irregularidades, que faltan muchos domingos para poder denunciar la mitad. Las acciones del presidente y su entorno cuentan como pecados ante los ojos de cualquier cristiano. Los invito a visitar los hospitales de Venezuela y a sacar sus propias conclusiones.


LO + VISTO

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a