La cruel realidad del venezolano: «Hoy comes tú, mañana yo»

Venezuela tiene Hambre

Venezuela tiene Hambre

“HOY COMES TÚ, MAÑANA YO”

La comida, es el tema principal en Venezuela; y es que, desde hace algunos meses, la escasez se ha apoderado del país a un nivel tan extremo, que ya los venezolanos no comen tres veces al día, sino uno, o dos.

En los hogares del devastado país, existe una frecuente pregunta: ¿Qué comeremos hoy?, porque los tiempos donde tenías la nevera llena, la despensa rebosada en alimentos ¡se acabaron!

El venezolano, sale bien temprano de su casa a ver en los establecimientos si de casualidad llegó algo, y si no encuentran nada, optan, por pedirle al vecino, amigo, familiar, que le regale «alguito», para al menos llenar su estómago con un alimento.

Las familias se turnan, sí, se turnan para comer, porque la comida no alcanza para todos en el hogar. Algunos, no prueban bocado para que sus hijos tengan algo en el estómago, y otros, sortean el alimento, “Hoy comes tú, mañana yo”, porque no soportan ver a su ser querido con los pantalones anchos, la cara chupada, y la columna exhibiendo cada una de sus vértebras, por la extrema desnutrición.

Por las noches, las personas van a la cocina, se toman 3 vasos de agua para «engañar al estómago», y se acuestan a dormir, para ver si de casualidad, en sus sueños sí pueden “comer de verdad”.

Cada mañana, es un nuevo reto para la población venezolana, porque no saben si despertarán, o si todos sus hijos respirarán al amanecer. ¿Resulta escalofriante verdad?, pensar en la idea de la muerte, pero en el país de las antiguas oportunidades, la única oportunidad que tenemos hoy es la de SOBREVIVIR.

“Aquí no se vive, se sobrevive”, es lo que repiten las personas cada vez que le preguntan cómo viven en su país.

Tiene suerte el que despierta en Venezuela, porque la muerte todas las noches toca la puerta de varios venezolanos, diciéndole: Ya fue suficiente de tanto dolor, es hora de irnos a un lugar mejor.

Los venezolanos, jamás se imaginaron, que llegaría el día en que tuviesen que rogar un plato de comida, pero ese día llegó, y por ahora, toca tragar saliva y salir a luchar, que más temprano que tarde, podremos decir: ¡HOY COMEREMOS TODOS!

Lea también: Padre Bastidas llega al CNE y la GNB le impiden el acceso (+Video)

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a