Nacionales

Empleada del Seniat fue despedida por firmar cuando estaba de reposo por cáncer

María Gabriela Subero, despedida del Seniat |Foto: captura de video

María Gabriela Subero, despedida del Seniat |Foto: captura de video

María Gabriela Subero es sobreviviente de cáncer de mama. Está de reposo por presentar un linfedema en el brazo izquierdo. Es madre de un niño con deficiencia cognitiva leve y trabajó 23 años en la administración pública, cuatro en la prefectura de Caracas y 19 en el Seniat. Sin embargo, ninguno de estos aspectos fueron tomados en cuenta al momento de despedirla por haber firmado en apoyo al referéndum revocatorio.

Desde hace 10 meses aproximadamente está en casa debido a los dolores que le produce el linfedema, edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo, efecto secundario del cáncer. Subero indicó que llevaba dos meses sin cobrar el sueldo, pero pensó que se debía a que sería incapacitada por el Seniat. Encargó a un familiar para que llevara el comprobante médico al trabajo.

“Cuando mi tía fue a llevar el reposo aseguraron que era chimbo. Además, le dijeron: ‘Ella no es leal a la revolución, no es leal a nuestro presidente y firmó a favor del revocatorio”. A la tía de Subero le hicieron firmar la destitución.

Lea también: Confirman despidos masivos por firmar para el Revocatorio

En una entrevista en El Nacional Web, la ex empleada alegó que nunca ha realizado proselitismo político.

“Estoy en contra de la situación que estamos viviendo, mi familia está dividida, la tengo en el exterior. No gozo de libertad debido a la inseguridad y no conseguimos la comida (…) Me han pisoteado como les ha dado la gana”.

“Hasta las últimas consecuencias”

La profesional sostuvo que le quitaron el seguro médico, por lo que ahora deberá pagar una póliza para completar su tratamiento médico.

“Todas las personas destituidas firmaron en la recolección del 1% de las firmas para activar el revocatorio”, dijo Subero. Añadió que para el momento del despido se desempañaba como profesional tributaria de grado tres, por lo que no era funcionaria de libre remoción.

Introdujo un recurso de reconsideración al Seniat, pero no obtuvo respuesta. Luego acudió a la Asamblea Nacional y a la Defensoría del Pueblo. “Voy a ir a todas las instancias que sean necesarias, porque me deben restituir mi derecho al trabajo”, aseguró.

Subero envió un mensaje al intendente del Seniat, José David Cabello Rondón, quien firmó la notificación de su despido.

Recapaciten, no puede ser que nosotros seamos perjudicados por la sinvergüenzura de ustedes. Esto va a llegar hasta las últimas consecuencias”, concluyó.

Lea también: Federación de Trabajadores de la Administración Pública niega despidos masivos

 

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a