Mira y compara productos importados de Colombia con regulados y «bachaqueados» (+Precios)

La harina importada de Colombia se exhibe en los supermercados sobre los 1.660 bolívares, 400 bolívares menos que en el comercio informal.

harina_pan

Foro referencial

La entrada de productos importados al país supone una preocupación para el productor nacional. La razón es que, mientras un kilo de arroz blanco está regulado a 120 bolívares, desde el extranjero aterriza a 1.580 bolívares, así lo reseñó el diario La Verdad.

En el caso de la harina de maíz, la Superintendencia Nacional de Precios en su último decreto determinó que el costo del empaque del kilo de harina de maíz sería 190 bolívares.

La harina importada de Colombia se exhibe en los supermercados sobre los 1.660 bolívares, 400 bolívares menos que en el comercio informal.

Los consumidores son capaces de pagar hasta 800 bolívares por un kilo de harina precocida hecha en Venezuela. 

La mayoría apuesta por la harina hecha aquí. «Es mejor, rinde más», asegura William Araujo, un comprador entrevistado por el diario.

Araujo, además, recomienda «incentivar» la producción nacional, darle “margen de ganancia a las empresas” y que el Gobierno “negocie” dentro del control estatal.

El entrevistado tiene confianza en que una «sinceración de precios» podría mejorar la producción nacional, amenazada con expropiación y divisas limitadas para la importación de materia prima.

María Morales, ama de casa, está de acuerdo con darle a los alimentos el “justo precio” para recobrar la opción abasto, y tener que olvidarse de hacer colas para adquirir un producto regulado.

A su juicio, la política de control de precios —fijada por el Ejecutivo desde 2003— derivó en huida de la oferta y estampidas de empresas.

Ahora tenemos que estar comprando productos colombianos, más caros y el sueldo no alcanza. Estamos sobreviviendo porque con carne, arroz, harina y azúcar se nos va la quincena”, señala.

Por su parte, Henkel García, director de Econométrica, resalta que uno de los “problemas de los productores” está en el sometimiento de los precios, una correa nada saludable para la economía.

Si bien la importación auxilia el abastecimiento con productos terminados, es el consumidor, al momento de comprar, quien paga el precio del ingreso de un bien a tasa de paralelo. “Termina pagando más”, detalla.

Además, hace énfasis en que el desmontaje de control de precio, de tipo de cambio, acceso a las divisas es la receta para recuperar los indicadores de producción nacional, “porque importar a precio del paralelo no es sencillo. Es ilegal y penado. Ahora, el problema no es tanto de precio, es competir teniendo el acceso a los insumos de manera constante”.


BALANCE DE PRECIOS


                         Regulado*  |    Colombiano    |   “Bachaqueo”

Azúcar                 380         |           1.800         |        1.800

Pasta                      15          |           1.600         |        1.800

Arroz                     120        |           1.580          |        1.700

Aceite                    28**      |           2.200         |        2.500

Harina de maíz    190       |            1.660          |       2.000

* Importado y autorizado para la venta en Zulia.
** Providencia vigente desde 2015.


Lea también: Consecomercio: Empresas quedarán en el camino tras el aumento salarial

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a