Nacionales

El emotivo articulo de Nacho: No los abandonaré

Miguel Ignacio Mendoza mejor conocido como “Nacho” | Foto: Archivo

Miguel Ignacio Mendoza mejor conocido como “Nacho” | Foto: Archivo

El cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como “Nacho”, dedicó su artículo dominical para denunciar los abusos del Gobierno de Nicolás Maduro, a quienes quieren ayudar a los venezolanos.

«Mientras miles de venezolanos mueren, sufren y padecen bajo distintas enfermedades, el gobierno de Maduro decide jugar a la crueldad, impidiéndome ayudar a quienes más lo necesitan», reza parte del artículo.

A continuación el artículo íntegro de Nacho: «NO LOS ABANDONARÉ»

Decir las palabras: impotencia, rabia y dolor, ya no son suficientes para expresar la profunda decepción y desconsuelo que sentimos hace  dos fines  de semana en Valencia, cuando me impidieron donar los insumos que mi esposa Inger recaudó en el Baby Shower de nuestro hijo. A las afueras del hospital varios funcionarios del gobierno imposibilitaron que los donativos llegaran a quienes a gritos piden ayuda.

Nos dieron la respuesta que ya todos sabemos: “los militares obedecen las órdenes del Presidente Maduro”, seguidamente repitieron sin cesar y a viva voz “Él no puede pasar”. El cinismo se reflejaba en sus rostros, incapaces de darme una razón lógica ante su negativa. Ni hablar de la tristeza que sentí cuando escuché a quienes se encontraban en las afueras del hospital decir, que no me permitían la entrada porque soy el enemigo, el “opositor”, pero ¿enemigo de quién? De un socialismo que cumplió, al parecer, muy bien su función de igualdad, pero igualdad de pobreza para todos.

Pude ver los rostros afligidos de muchas madres, padres, compatriotas que pedían a gritos un milagro, sus ojos manifestaban con claridad que necesitaban ayuda, una ayuda que yo podía brindarles, pero que no me dejaban llevar a cabo porque prefieren apegarse a una ideología cruel, en la cual la calidad humana no existe y los sentimientos están ausentes.

Parece no importarles que un niño muera por falta de medicinas, que un anciano pase amargamente sus últimos años o que un enfermo de cáncer tenga que resignarse a morir sin esperanzas. Encima se atreven a decir que son estadísticas inventadas por la oposición para hacerle daño al gobierno. Empeñados como están en negar la realidad, uno se tropieza con las declaraciones de la ministra de salud, Luisana Melo, que afirma que todo está bajo control, que no hay crisis en el sector hospitalario y que todo es culpa de una ‘’guerra económica”. Yo, constaté con mis propios ojos que esto es una vil mentira. Que en cada comunidad, centro hospitalario y barrio que visitamos, lo que veía era un pueblo al que están dejando morir de mengua.

Resulta curioso que mientras nos impedían que realizáramos estos donativos, el clamor de la gente era casi una súplica «déjenlos pasar» coreaban. En vano intenté explicarle a todos los presentes, los funcionarios del hospital y los uniformados, que si me ponía a repartir allí mismo en las puertas del hospital los insumos, no llegarían a dónde debían llegar: a los enfermos, a los más necesitados. Nuevamente el portazo en la cara. Sentir que trataban a mi equipo como si fueran delincuentes, solo porque se niegan a creer en las mentiras que Maduro y sus secuaces dicen.

En los videos que salieron en redes sociales, explicaba a uno de los trabajadores del hospital que la salud no entiende de colores políticos ni de ideales, que el gobierno no estaba haciendo nada por nosotros y que yo, sencillamente, quería prestar una ayuda, tenderles la mano. Facilitarles el trabajo. Qué lástima ver como la vida me da la razón, cuando días siguientes tuve que leer en el diario español ABC, que la madre del expresidente Chávez culpaba a funcionarios del gobierno por la muerte de su hijo, Aníbal, producto de una infección que no pudo ser tratada, según el medio de comunicación por la escasez de medicinas. Si eso le paso al hermano del que llaman “Supremo” que podemos esperar para nosotros…

Mientras miles de venezolanos mueren, sufren y padecen bajo distintas enfermedades, el gobierno de Maduro decide jugar a la crueldad, impidiéndome ayudar a quienes más lo necesitan. Hoy más que nunca estoy comprometido con mi pueblo.

¡No los abandonaré!

 

Por: Miguel “Nacho” Mendoza

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a