El Guri se aproxima a los 255 metros

Se ha venido registrando una “franca mejoría” en la cota del embalse del Guri, que alimenta la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar.

Embalse de Guri| Foto: Archivo

Embalse de Guri | Foto: Archivo

A finales de abril pasado, el nivel del embalse tocó, por primera vez en su historia, 241 metros y llegó a la “zona de colapso”. La situación puso en peligro el funcionamiento de la principal central hidroeléctrica del país, que genera más del 60% de la energía que se requiere a nivel nacional.

El pasado 16 de julio, el ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, informó que la cota ya rondaba los 252 msnm, es decir, 10,71 metros por encima de su mínimo.

Ahora, en los últimos 30 días se ha venido registrando una “franca mejoría” en la cota del embalse del Guri, que alimenta la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar.

“El objetivo es llevar a la cota óptima que sería 271, aliviar y abrir compuertas en Guri, dar un servicio de calidad a la población. Ese es nuestro reto”, resaltó Motta Domínguez.

Según datos recientes, el nivel del Guri ya supera los 253,02 metros sobre el nivel del mar (msnm) y se encamina a cerrar el mes de julio en un tope superior a los 255 metros.

Además, se proyecta que en el primer trimestre de 2017 la cifra supere los 262 msnm si comienza el fuerte período de lluvias.

Las cifras revelan que la recuperación del embalse es “lenta” y los expertos aseguran que el Gobierno espera la llegada del fenómeno climático La Niña que ocasiona más lluvias y causa más huracanes en el Atlántico.

Por su parte, el ingeniero eléctrico Luis Carreño señaló que “es un alivio que el nivel del Guri ya no se encuentre en la zona de colapso. Pero se requiere de un tiempo prudente para que llegue a su tope máximo de 271 metros, en todo esto es clave el aporte de agua de los ríos que alimentan la represa. La fuerte sequía sigue golpeando el país y en la cuenca del río Caroní se vienen registrando esporádicas precipitaciones (…) todos esperan que llegue La Niña a finales del último trimestre del año y esto podría darle un impulso a la recuperación del embalse”.

Recientemente, Miguel Lara, experto en materia de electricidad y exgerente general en la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados, aseguró que “la hidrología y el uso que se le dé al embalse son las variables que deciden hasta que cota se recuperará (el Guri) una vez transcurra la época de lluvias. No es el Niño (fenómeno climático) quien toma por sorpresa al SEN, es el abuso del embalse lo que lo deja vulnerable para la época seca”.

Otros analistas recomiendan al Ejecutivo mantener “bajo la manga” un plan alternativo ante la posibilidad de que se extienda el período de sequía —como ha sucedido en la región occidental— en lo que resta de 2016.

En esto coincide el experto en el tema e ingeniero eléctrico, Daniel Castillo: “A pesar que ya se quitaron los racionamientos eléctricos (que dejó a la población por horas sin energía), todavía el país no está libre de una posible crisis en el sector. Particularmente, pienso que el Plan de Administración de Cargas (PAC) debió mantenerse hasta que la cota del Guri superará los 260 msnm, era lo más sensato (…)”.

Fuente: Panorama