Internacionales

Así cayó ‘Jake’, jefe de poderosa red de prostitución en Medellín

El proxeneta 'Jake' fue arrestado esta semana en Colombia/Foto: El Tiempo

El proxeneta ‘Jake’ fue arrestado esta semana en Colombia/Foto: El Tiempo

El dueño de la página web Colombiajake.com que se utilizaba como sistema de prostitución de niños y adolescentes,  Jay  Harry Drivas, alias «Jake» de 53 años, fue capturado por la Policía esta semana.

Jake, era la cabeza de una red de prostitución que victimizaba a menores de entre 12 y 14 años y trabajaba bajo la fachada de una oficina de planes turísticos que promocionaba a través de internet, reseñó El Tiempo de Colombia.

Era recibido como un rey en la zona de tolerancia del centro de Medellín. Allá lo conocía todo el mundo (…) En ese punto contactaba a muchas de las jóvenes, en especial a las niñas, que ofrecía a sus clientes. Si consumían drogas, para él era más fácil ponerlas a su servicio porque les ofrecía marihuana y coca”, contó uno de los policías que lo detuvo.

Harry Drivas, además, era un norteaméricano que buscaba a las menores de edad más propensas de convencer por un par de pesos, mientras él se hacía una fortuna en dólares.

Las autoridades colombianas para capturarlo hicieron un profundo rastreo de las páginas web a los que recurrían los «depredadores sexuales». Luego, los investigadores infiltraron a un policía con buen dominio de inglés para que contactara al proxeneta.

“Al principio, fallamos dos veces en nuestro intento de contactarlo porque le hablamos en español, y, aunque él habla nuestro idioma, negó cualquier actividad turística y sexual. Cuando lo hicimos en inglés, tomó confianza y empezó la negociación”, contó la fuente.  Tras los intentos, el supuesto cliente pidió los servicios de dos menores de edad, y el norteamericano accedió.

Drivas viajaba al menos una vez a Estados Unidos a promocionar sus páginas web y sus servicios. De igual forma, prestaba su lujoso apartamento para sus clientes especiales.

“Precisamente, el día que lo capturaron, en ese apartamento –que tenía en arriendo– estaba en el jacuzzi con una niña de 12 años y se le incautaron sustancias psicoactivas, pastillas sexuales y 33 millones de pesos en efectivo”, dice Salamanca.

Según los especialistas las páginas web actualmente son la principal fuente para que los proxenetas y depredadores sexuales hagan de las suyas. Y lo que es más preocupante es el alto índice de abuso sexual a niños y jóvenes.

En Colombia, las denuncias relacionadas con abusos a menores y explotación sexual infantil aumentaron un 60 por ciento el año pasado.

Para leer nota completa dele clik aquí

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a