Nacionales

Vienen racionamientos eléctricos más fuertes

Ciro Portillo (centro), miembro de Cidez, en rueda de prensa sobre racionamiento.

El ingeniero eléctrico Ciro Portillo, miembro de la Comisión Eléctrica del Centro de Ingenieros del Estado Zulia (Cidez), dijo que si el embalse del Guri se seca y se paraliza la generación hidroeléctrica de la planta Simón Bolívar sacará cinco mil megavatios del Sistema Eléctrico Nacional.

Ayer la cota de la represa se ubicó en 241,41 MSNM, cerca del área de colapso que es 240 y en la que ya se forman vórtices (remolinos) en la afluente que surte la Casa de Máquinas II, única en operación tras la salida de Casa de Máquinas I, y se ponen en riesgo unidades y turbinas. Con la paralización adelantada de Guri se estima una salida de la generación de seis mil megavatios. El Ministerio de Energía Eléctrica reportó que el plan de administración de carga es para ahorrar dos mil megavatios. 

La hidroeléctrica produce aproximadamente cinco mil, más otras variables dada en las deficiencias de la capacidad de las térmicas se advierte “más racionamiento”, prevé Portillo, en rueda de prensa. Pensar que con la generación térmica se cubre el apagón de la hidroeléctrica no está acertado, según investigaciones del Centro de Ingenieros del estado Zulia.

INCONGRUENCIAS

Por otra parte, Marcelo Monnot, presidente del Centro de Ingenieros del Estado Zulia (Cidez), dijo que existen “incongruencias”  en los datos  que aporta Luis Motta Domínguez, ministro del Poder Popular para energía Eléctrica. Objeta que exista una capacidad instalada de 18 mil 200 MW y  acusó que existen unidades como la Termozulia, Ramón Laguna y de la Bachaquero que no están generando electricidad.

Portillo desmenuza la crisis y asoma “fuertes” recortes por la insuficiencia del SEN. Si el nivel térmico supera 18 mil megavatios, “en malas condiciones” funcionan 17 mil 200 MW, sumado a que llegaron los meses más cálidos, sobre todo en Maracaibo, donde el consumo per cápita supera la media nacional por el uso de aires acondicionados, utilización que dispara el consumo sin capacidad de respuesta dada la “deficiencia” de la oferta de generación. Los racionamientos que se ordenan apenas contienen el aumento de la demanda por lo que habrá que aplicar más cortes.

Depender de las lluvias no garantiza el restablecimiento total del servicio. Las lluvias “ocurridas en vaguadas no son muy fuertes” para llenar el embalse. Se pronostica que para junio y julio inicie el ciclo, mientras tendrán que maniobrar para aguantar el impacto en el Guri.

AMENAZA A LOS EMPLEADOS

Los trabajadores de la central hidroeléctrica Simón Bolívar expresan su preocupación. Y es que el Guri, además de su bajo nivel de agua, se ve amenazado por el poco nivel del vital líquido que tiene el embalse de Tocoma, que influye en el aumento de las vibraciones de las turbinas de la Casa de Máquinas II. José Aguilar, consultor en sistemas eléctricos, denuncia que todo esto viene acompañado de presión por parte de funcionarios del Sebin y amenazas de cárcel y despido. “Aquí nos asustamos porque si esa fecha toca parar las máquinas por las altos niveles de vibración, este dice (el ministro) que le darán un golpe por esas fechas, eso quiere decir que dirán que el SEN será el primer blanco, que lo tumbaron a propósito, que somos saboteadores”.

¡Deja tu comentario!

avatar
  Suscribete  
Notificar a