Catástrofes de 2015 fueron tres veces más mortales que en el año precedente

Catástrofe en Nepal

Catástrofe en Nepal

En el 2015 los cataclismos costaron más vidas que en el año anterior pero provocaron menos daños y costaron menos, reveló el lunes la aseguradora alemana Munich Re en su informe anual.

Con 23.000 víctimas, las catástrofes de 2015 fueron tres veces más mortales que en el año precedente (7.700 decesos), pero menores que la media de los 30 últimos años, explicó la aseguradora en un comunicado.

El peor desastre fue el sismo que sacudió Nepal en abril y que dejó 9.000 víctimas. La ola de calor que golpeó India y Pakistán en mayo y junio y la que llegó a Europa quedaron justo por detrás, con 3.670 y 1.250 muertos, respectivamente.

En cuanto a daños, por el contrario, el 2015 fue un “buen” año, con el coste menos elevado desde 2009: 90.000 millones de dólares, frente a 110.000 millones del año anterior. La media de las últimas tres décadas estaba en 130.000 millones de dólares al año.

Muchos de los ciclones tropicales de 2015 se produjeron en regiones poco pobladas, y en el Atlántico Norte el fenómeno El Niño ejerció de barrera frente a las grandes tormentas, pero “el importe de los daños no debe incitar a bajar la guardia”, advirtió la aseguradora.

“Los científicos parten del principio de que la fase actual de El Niño podría ser seguida en los años venideros por lo contrario, es decir, una fase de La Niña”, que favorecería por ejemplo la formación de huracanes en el Atlántico Norte, explica en el comunicado Peter Hoppe, jefe de la división de Geo Risks Research del grupo.

El Niño, un fenómeno natural periódico provocado por un cambio de sentido de los vientos alisios sobre el Pacífico ecuatorial, fue particularmente marcado el año pasado, contribuyendo a hacer de 2015 un año extraordinariamente cálido, con sequías y olas de calor, haciendo más visibles los efectos del cambio climático. De los 90.000 millones de dólares en daños, unos 27.000 estaban asegurados, según Munich Re.

Como todos los años, es en los países industrializados donde la tasa de asegurados era más fuerte.

En 2015, la gran mayoría de las catástrofes (94%) tuvieron un origen meteorológico y aunque muchas estaban relacionadas con El Niño, los efectos del cambio climático se dejaron sentir igualmente.

Fuente: Noticias24