IDEA – Internacional y UCAB presentan informe con recomendaciones para elecciones del 6D

Imagen referencial

Imagen referencial

Daniel Zovatto, director regional para América Latina y el Caribe del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional) presentó un informe de una misión de estudio del organismo en donde se recomiendan con absoluta urgencia cuatro aspectos prioritarios, para asegurar la integridad y la credibilidad de las elecciones del 6 de diciembre. Reseñó Noticiero Digital.

Así lo dijo en una rueda de prensa realizada en Caracas.

“Que el CNE difunda pública y masivamente el carácter secreto del voto; evite el ventajismo garantizando condiciones de equidad, impidiendo el uso de recursos públicos y permitiendo el acceso equilibrado de los candidatos a los medios de comunicación durante la campaña electoral; fortalecer y ampliar la observación electoral internacional; y que el Ejecutivo Nacional derogue o suspenda el estado de excepción impuesto en municipios de los estados fronterizos con el objetivo de dar plena vigencia a los derechos civiles y políticos”, planteó.

Zovatto en un intercambio con los periodistas, abordó el tema del acuerdo que se firmó el pasado jueves 12 de noviembre entre el CNE y Unasur y destacó lo que llamó “las características especiales” que reviste la presencia internacional como fiscalizadora de nuestro proceso electoral, haciendo énfasis, por ejemplo, en el artículo 2 del mismo y el cual reza que la misión electoral en el marco de las previsiones normativas de dicho convenio acompañará al CNE en las distintas etapas del proceso del evento electoral, promoviendo el intercambio y la generación de experiencias y conocimientos en la materia, a fin de desarrollar con mejores prácticas la tarea que su investigación establece.

“El artículo 5 reza: “Los objetivos de la Misión Electoral de Unasur serán: presenciar (no se utiliza el término observar) el proceso electoral en el marco del respeto, solidaridad y cooperación”.

A continuación se refirió a lo que significaba el término presenciar en dicho convenio: “para la generación de conocimientos y experiencias en materia electoral, a favor de los organismos electorales de los estados miembros de Unasur, de acuerdo a los criterios de normativas, para la observación y acompañamiento electoral de Unasur”.

En ese sentido, hizo ver que ya en ambos artículos por el contenido se interpretaba que este convenio se convertía en algo bien particular, y concluyó esta idea citando el último párrafo de artículo 18: “Las comunicaciones de la Misión Electoral darán cuenta de las actividades realizadas por la misma y evitarán las valoraciones subjetivas sobre las etapas del proceso electoral, en forma previa a la presentación del informe al CNE”.

Agregó, “el artículo 22, establece que una vez concluido el acto de votación, y conocidos los resultados electorales, la Misión entregará un informe preliminar a la presidenta del CNE sobre la actividad del acompañamiento. Ese informe, una vez que ha concluido el proceso podrá contener sugerencias y recomendaciones que promuevan la generación conocimientos y la divulgación de buenas prácticas (no habla de malas prácticas), en materia electoral al país anfitrión y a los organismos electorales que conforman el Consejo Electoral de Unasur”.

Zovatto puso a continuación énfasis en el hecho de que en el convenio, en lugar de hablarse de que el representante de la Misión deberá hacer una síntesis objetiva de la experiencia del acompañamiento, se habla de que podrá y sin fecha determinada, en lo que atañe a su publicación.

Dijo que este convenio viene acompañado de dos cláusulas interpretativas; una, la que hace el Tribunal Superior Electoral de Brasil y donde se expresa que se comprende que el mandato otorgado por este convenio, para la misión de acompañamiento/observación de la Misión le permite que evalúe y en esta parte Zovatto reveló que, no obstante, en el convenio no se habla de esta evaluación.

“Que evalúe el respeto por el principio de la equidad en las elecciones parlamentarias venezolanas, lo que requiere la consideración del ambiente institucional”.

La otra cláusula la hace el Tribunal Superior de Justicia de Paraguay, la cual, según Zovatto, entre otras cosas recuerda que la Misión de Unasur, conforme al Estatuto Electoral de Unasur tiene como objetivo la observación, pero que, además, no se limita solamente a presenciar el proceso.

Al ser consultado por los duros calificativos, que utilizan Nicolás Maduro y Diosdado Cabello contra organismos como la OEA, la UE, cuando se les pregunta el por qué no admiten la presencia como observadores de los mismos y respondió que, en efecto, cada gobierno tiene el derecho soberano de decidir si va a aceptar o no una observación internacional, e, incluso, que durante las elecciones del presidente Hugo Chávez aquí hubo misiones de observación de esos organismos. En ese sentido, admitió que hubo una cierta trayectoria en esta materia, sólo que se interrumpió.

Puso como ejemplo los casos de Brasil, Uruguay, Argentina, quienes no admiten misión de observación electoral de tipo clásico, y consideró que estaban en su derecho. Pero que de ahí a descalificar por que no se está invitando a alguien, partiendo del hecho de que no tiene el grado de objetividad, de profesionalidad, Zovatto expresó que él disentía de este punto de vista, pues confesó sentir un gran respeto por las misiones de observación de la OEA y la UE y que de estar presentes en nuestra proceso electoral venidero contribuiría a generar mayor credibilidad y a su vez, a facilitar la aceptación de los resultados.

Por su parte, Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la UCAB, indicó que desde hace años el organismos que dirige vienen planteando esta recomendación y recordó que una de las misiones de observación internacional más serias, con el protocolo más elaborado, que ha tenido Venezuela, fue la última que vino de la Unión Europea; momento a partir del cual, según sus palabras, el CNE decidió no permitir más misiones de observación internacional.

“Yo creo que si el CNE repite una y otra vez que Venezuela tiene uno de los mejores sistemas electorales del mundo, tendríamos una oportunidad del oro el 6D, para mostrárselo al mundo entero y yo creo que justamente, que si decimos tenerlo, qué bueno sería decirle a todos esos organismos internacionales que vinieran a presenciar nuestro proceso electoral”.