Adicto al sushi se saca una solitaria de 1,5 metros