Donald Trump llegó a Singapur para participar en la histórica cumbre con Kim Jong-un