Los sectores básicos del país se encuentran paralizados