Venezuela figura entre los países que no tienen una Ley de Acceso a la Información Pública