La foto de un niño refugiado que expresa su compasión por Bruselas