El joven que a los 19 años creó una marca deportiva valorada en USD 130 millones