Mató hasta al perro y convivió tres días con los cadáveres de toda una familia