Desaparecen de mercados y automercados los productos de “nuevos precios acordados”