Por primera vez en 40 años las mujeres podrán ingresar al estadio Azadi de Irán

Imagen referencial

Teherán verá el próximo 10 de octubre la asistencia de mujeres a un partido de fútbol por primera vez en 40 años. Este hecho histórico se dará en el encuentro que enfrenta a las selecciones de Irán y Camboya.

Una comisión de la Fifa, formada por responsables en materia de derechos humanos, seguridad y competiciones, estará presente para prestar apoyo a las operaciones que permiten el libre acceso de la mujer a los partidos de fútbol.

Los contactos entre la Fifa e Irán se produjeron tras la muerte de Sahar Jodayari, de 29 años, quien se inmoló al saber que podía ser condenada a seis meses de cárcel por intentar entrar a un estadio de fútbol disfrazada de hombre, en marzo de este año.

Jodayarí, conocida como la chica azul, por los colores del Esteghlal, equipo del que era fanática, pasó dos días en una cárcel de Gharchak por su acción y fue liberada a la espera del juicio, pero al enterarse de que podía recibir una condena de seis meses se prendió fuego.

Lea también: El venezolano José Altuve se convirtió en el segunda base con más jonrones en postemporadas (+Video)

El 90% de su cuerpo recibió quemaduras que la llevaron a fallecer el 9 de septiembre en un hospital de Teherán, hecho que consternó al mundo del fútbol y convirtiéndola en un símbolo de la lucha por la igualdad.

El presidente de la Fifa, Gianni Infantino, anunció el 22 de septiembre que Irán permitirá este jueves 10-O que las mujeres asistan al estadio Azadi para presenciar el partido de clasificación al Mundial de Catar 2022 entre la selección iraní y la de Camboya.

A tres días del encuentro la polémica parece ir en aumento debido a la forma en la que Irán abrió las puertas, debido a la cantidad limitada de entradas que se puso a la venta para el público femenino.

Human Rights Watch (HRW) y Open Stadium cuestionaron que de las 78.000 localidades que tiene el estadio solo 7.800 sean puestas a disposición de las mujeres. Además de criticar la separación, colocando a las mujeres en un espacio a parte.

Hasta ahora Irán es el único país que mantiene la prohibición, aunque en Arabia Saudí las mujeres tienen que ser acompañadas por hombres y estar ubicadas en zonas reservadas para familias.

Con información de Panorama