La extraña desaparición del atún, las caraotas y el azúcar de las cajas del CLAP.

Con retraso y menos variedad de productos son entregadas las cajas Clap en Valles del Tuy / Foto: El Pitazo

En los Valles del Tuy, estado Miranda, luego de dos meses de retraso se cumplió la entrega de las cajas que se comercializan a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)

Un habitante del sector Los Alpes del municipio Lander, Teófilo Méndez, contó que la última vez que recibió los productos fue a principios del mes de junio, y desde entonces solo recibe excusas y evasivas por parte de los voceros del Clap.

“Las familias que habitamos en esta comunidad vivimos en pobreza extrema. Es una zona altamente vulnerable y las autoridades lo saben. Literalmente estamos pasando hambre, porque lo que recibimos como salario no alcanza ni siquiera para comer, mucho menos para mantener a nuestra familia, que en mi caso está compuesta por seis miembros”, señaló Méndez.

“Literalmente estamos pasando hambre, porque lo que recibimos como salario no alcanza ni siquiera para comer”

La misma problemática fue denunciada por residentes del urbanismo Valle Alto en Ocumare del Tuy. “Desde junio no recibimos la caja y lo más triste es que ya las perdimos, porque no tienen carácter retroactivo”, dijo Sonia Campos.

Un vocero del Gobierno local del municipio Lander fue consultado al respecto y, bajo el anonimato, confirmó que existe demora en la entrega de los productos alimenticios, sin embargo informó que desde el domingo 4 de agosto se reactivó la distribución.

Explicó que la jornada comenzó en el eje 14, correspondiente al sector La Cabrera y, el miércoles 6, le tocó al eje 15, conformado por la comunidad de Chaparral. “En la medida en que lleguen los productos iremos avanzados hasta cubrir los 16 ejes del municipio”, indicó.

El Pitazo confirmó la entrega de las cajas Clap en la comunidad de Chaparral, sin embargo los vecinos se quejaron porque las mismas no trajeron atún, azúcar, mayonesa, salsa de tomate ni caraotas.

“La que me entregaron tenía cinco kilos de arroz, ocho paquetes de pasta corta de medio kilo cada uno, una harina de maíz amarillo, un kilo de lentejas y otro de leche”, detalló Aracelis Pulido, quien lamentó que las cajas tengan menos variedad de productos.

Con información de El Pitazo

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!