Dos policías en apuros permanecerá en la cartelera de Microteatro

La imagen circuló por las redes e incluso llegó al cuerpo policial, al que no le hizo mucha gracia. La obra, una comedia de 16 minutos, forma parte de la cartelera de Microteatro Venezuela.

Aproximadamente a las 8:15 pm del domingo 4 de julio, funcionarios ingresaron a la sala 16 del Urban Cuplé, en el CCCT, para apresar al director Leunam Torres, a la productora Johana Villafranca y a los dos actores de la obra, Aisak Ovalles y Pedro Huice, que muestra, entre risas, cómo dos policías resuelven casos en la ciudad.

Por usar uniforme policial, la PNB detiene a dos actores de microteatro.

Ovalles ya había advertido sobre el seguimiento de varios organismos de seguridad al grupo. La Policía Nacional  los acusó de “ridiculizar y tergiversar las verdaderas funciones policiales”. Por ello, fueron trasladados a Maripérez y allí permanecieron hasta las 8:20 pm de este lunes luego de cumplir 24 horas en el lugar.

“Ellos no pudieron llegar a tiempo a la presentación en tribunales, por lo que los regresaron a Maripérez y el director de la PNB dio la orden de soltarlos. Salieron sin ser procesados, sin medidas ni régimen de presentación. Su detención fue por averiguaciones, no por los supuestos delitos”, aclaró Daisy Alamo, jefe de prensa de Microteatro Venezuela.

Los organizadores del festival agradecieron el interés y las muestras de apoyo a sus compañeros. “Hoy más que nunca ratificamos que nuestro propósito siempre ha sido, es y será por y en pro de la cultura en el país”, expresaron en un comunicado.

La edición 22 de Microteatro Venezuela seguirá el curso normal de martes a domingo, a partir de las 6:15 pm. Dos policías en apuros también continuará en cartelera. Pero los actores no podrán salir a escena con la vestimenta de la PNB.

“Le corresponde a la producción sustituir los uniformes; por desconocimiento y buscando representar la realidad, usaron esa indumentaria. No actuaron de mala fe, solo hubo una falla que hay que solventar”, dijo Álamo.

Apresados por usar uniforme policial.

El artículo 214 del Código Penal se refiere a la usurpación de funciones, títulos u honores. Detalla que el delito tiene una pena pecuniaria de 50 a 1.000 unidades tributarias.

El abogado Joel Huerta confirma que la ignorancia de la ley no es excusa para no cumplir con ella. Sin embargo, aclara que al no ser llevados a un tribunal no hay juez que imponga dicha sanción. “Por investigaciones no pueden detener a alguien, la Constitución es muy clara en su Artículo 44 numeral  1. Si hay una detención que no obedece a flagrancia o a una medida judicial es una privación ilegítima de persona en la que incurren los funcionarios policiales y los superiores jerárquicos que autorizaron el arresto”, explica.

Durante su detención, el equipo recibió un buen trato. Colegas se acercaron a la sede policial para llevarles alimentos y la PNB se los proporcionó.

Ninguno de los cuatro detenidos ha ofrecido detalles de cómo fueron esas 24 horas. En su Instagram, Ovalles se limitó a agradecer a sus seguidores. “Gracias por su buena energía, eso hizo que este proceso fluyera más rápido. Seguimos con la obra con las mismas ganas y la misma pasión”, aseguró.

La pieza permanecerá en cartelera hasta el próximo 25 de agosto.

Con información de El Nacional

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!