Lo apuñalaron en Perú y se vino a morir a Venezuela

Imagen referencial

“Yo no mandé a mi muchacho a otro país para que me lo mataran”, dijo este martes Mayeli Galea, hermana de Dick Gregorio Galea Brito, que resultó herido de una puñalada en el pecho el pasado 6 de julio en el sector Puente Acho, en Lima, Perú. Ni testigos del hecho ni funcionarios policiales acudieron a su auxilio porque era extranjero.

Galea llegó a Lima en julio de 2018. Se instaló en una residencia junto con un primo y comenzó a trabajar como mototaxista.

La mañana de sábado 6 de julio salió a trabajar. Su primer cliente del día fue una joven peruana y, de acuerdo con testigos, cuando llegó a su destino, Galea fue abordado por la pareja de la mujer y por celos lo apuñaló en el pecho.

Otros venezolanos lo auxiliaron y llevaron a un hospital, pero no fue atendido. Sin apoyo médico ni dinero para comprar un boleto de avión, Galea decidió retornar a Venezuela por vía terrestre, lo que hizo durante siete días.

El domingo 14 de julio el joven llegó a su residencia en la carretera vieja Caracas-La Guaira, sector El Pujuí. Luego de relatar lo sucedido, sus familiares lo llevaron al CDI del barrio El Limón, pero por falta de insumos fue referido a otros centros asistenciales.

Lea también: Capturan a hombre que abusaba de su nieta de 4 años: “Al verse descubierto, corrió y se encerró”

Una placa de tórax reveló que Galea tenía un pedazo de metal incrustado en el pecho. La evaluación médica fue realizada en el hospital Miguel Pérez Carreño; sin embargo, no lo dejaron recluido ya que los médicos le exigieron que debía pedir una cita para asignarle una cama.

El domingo 21 de julio, Galea dijo que le dolía el pecho. Sus parientes lo trasladaron al Hospital Vargas de Caracas; los médicos lo remitieron al quirófano. En medio de la cirugía se registró un apagón y el joven murió. La víctima era el penúltimo de cinco hermanos. Tomó la decisión de migrar para enviar dinero a sus padres.

“Las personas creen que llegar a otro país es fácil. No todo lo que brilla es oro. Hay mucha xenofobia. A mi hermano me lo dejaron en una silla, en las afueras de la emergencia de un hospital. Nunca lo atendieron”, indicó Mayeli Galea, a la espera de la entrega del cadáver este martes, en la sede de la medicatura forense de Bello Monte.

Con información de El Nacional

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!