Fuerzas policiales secuestraron a la locutora Anabel Quevedo y a su pareja

Imagen referencial

Este viernes 5 de julio, se dio a conocer el secuestro de la locutora Anabel Quevedo y de su pareja, Henry Pérez, propietario de la funeraria Abadía Las Mercedes, en el municipio San Francisco, estado Zulia. El hecho fue divulgado por medios venezolanos y es atribuido al régimen de Maduro.

Los portales web La Patilla y Versión Final publicaron que la pareja fue interceptada por funcionarios policiales mientras se trasladaba en un vehículo.

Pérez y Quevedo se trasladaban cerca de la residencia del primero, una villa cerrada ubicada cerca del sector Los Dulces, cuando un grupo de sujetos -al parecer, uniformados- los interceptó.

Según información que maneja una allegada a la joven, el empresario y la locutora salieron el pasado sábado 22 de junio en la mañana y, en ese instante, la hija del empresario lo llamó.

Lea también: Milicianos desfilaron con las cajas CLAP en mano durante la conmemoración de la gesta independentista del 5 de julio

Cuando Pérez atendió la llamada, respondió: “Ya va, que nos están deteniendo”, dijo la allegada de Quevedo, citada por Versión Final.

Afirmó la familiar de Anabel que en el fondo de la llamada se escuchaba una voz que decía: “¿A quién está llamando?”. Y Pérez respondió: “Me llamaron”.

La hija del propietario de la funeraria dijo que recibió un mensaje de Quevedo, donde solo decía su nombre y no le dio tiempo de escribir nada más.

La pareja está desaparecida y trascendió que los familiares hicieron la denuncia ante los organismos de seguridad.

Los medios venezolanos confirmaron que hallaron quemado el auto de Quevedo. Fuentes ligadas a la investigación relataron que en el lugar donde encontraron el vehículo, en un sector llamado Jagüey del Monte, localizaron algunas pertenencias, entre estas, los aparatos celulares de la pareja.

“A la fecha no tenemos ninguna información de Anabel. Nosotros, su familia, estamos desesperados y ávidos no solo de información sobre ella, sino de acción e información por parte de las autoridades, quienes a la fecha se han manejado con total hermetismo. Hay una madre desconsolada llorando por su hija. Sus tíos, primos, todos desesperados porque no sabemos nada”, comentó la prima de Quevedo, Jennifer Barreto-Leyva, a través de Facebook

Con información de Infobae