Almagro lamenta fracaso del Grupo de Contacto y exige intervención en Venezuela

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA)

Este miércoles, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, deploró el “fracaso” del Grupo de Contacto Internacional (GCI) sobre Venezuela al cumplirse el plazo que se había fijado para promover elecciones, y solicitó intervención para “parar la violencia” en el país sudamericano.

Conformado por países europeos y latinoamericanos, el GIC se lanzó el 7 de febrero en Montevideo con un lapso de 90 días para promover comicios presidenciales como una salida pacífica a la crisis política en Venezuela.

Almagro, que impulsa la salida del poder de Nicolás Maduro por considerarlo “un dictador”, recordó la fecha y resaltó que “los esfuerzos de mediación no han funcionado”.

Desde el pasado mes de enero, Maduro, afianzado al poder con apoyo de Cuba, Rusia y China, afronta el desafío de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela,  reconocido como presidente encargado por más de 50 países encabezados por Estados Unidos, quien exige el “cese de la usurpación” para organizar nuevas elecciones.

Lea también: Borges pidió a la comunidad internacional tomar acciones para detener persecución de diputados de la AN

Indicó Almagro que el momento de actuar es ahora si de verdad a uno le importa el sufrimiento de los venezolanos. “Proteger a la gente es un imperativo”.

La “responsabilidad de proteger”, o R2P por sus siglas en inglés, es un compromiso político asumido en 2005 por la ONU para prevenir graves violaciones a los derechos humanos. Luego de la mediación y las sanciones económicas, incluye un recurso final: el uso de la fuerza, que en principio sólo puede ser autorizado por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia y China tienen poder de veto.

“En Venezuela necesitaremos operaciones de paz contemporáneas, mantenimiento de la paz de tercera generación”, afirmó Almagro, sin detallar cómo funcionaría este “mecanismo internacional” destinado a “contener la escalada de violencia” y “asegurar la seguridad humana”, concluyó el alto dignatario.

Con información de La Patilla