Un avestruz produce más carne que una vaca: Otra iniciativa cubana para paliar el hambre

El comandante Guillermo García Frías

El gobierno cubano tiene un largo historial de “iniciativas” para solucionar el ya sexagenario problema de la alimentación en la isla, publica El Nuevo Herald.

Conejos experimentales, pollitos, búfalos, vacas enanas para la cría doméstica, clarias, la milagrosa moringa… La lista de ideas peregrinas es extensa, tan extensa como el historial de sus fracasos. La semana pasada, el comandante Guillermo García Frías explicó la nueva estrategia: la cría de avestruces africanos.

“El avestruz es introducida. No es original de nuestro país. Y esta avestruz produce más que una vaca”, explicó el nonagenario comandante frente a las cámaras de la televisión cubana.

Por si algún incrédulo no quedaba convencido, García Frías ejemplificó: “Un avestruz pone 60 huevos. De los 60 huevos estamos teniendo la experiencia que se gozan 40 pichones. Esos 40 pichones al año tienen cuatro toneladas de carne, mientras que una vaca pare un ternero y al año es un añojo”, dijo.

Hechicera reveló con detalles el futuro que le depara a Guaidó y aseguró que lo “trabajan” con brujería (+Video)

Cuba está desarrollando siete granjas de avestruces a lo largo de todo el país. En las provincias de Holguín, Santiago de Cuba, Guantánamo, Granma y La Habana han construido criaderos. Próximamente se establecerá otro en la Isla de la Juventud. Los ejemplares fueron importados desde México en 1997, donde se adquirieron animales de cuello azul, rojo y negros africanos que luego fueron cruzados en la isla.

Cocodrilos y jutías “con nivel de proteína superior”

En el mismo programa televisivo, García Frías, director de la estatal Empresa Nacional de Flora y Fauna, dijo que también estaban desarrollando un plan para desarrollar la ganadería con 30,000 vacas de establo. El funcionario aseguró que el país está criando cocodrilos y podría comenzar a consumir las jutías cubanas, una especie endémica, que según García Frías “tiene un nivel de proteína superior a todas las carnes y una piel de alta calidad”.

El anuncio de la cría de avestruces ha sido acogido con burlas y memes en las redes sociales. “Ahora sí se acabó la escasez de huevos en Cuba. Con un huevo de avestruz que den por núcleo en la libreta, se resuelve todo”, dijo Yaquelín Orta en Facebook.

La mujer, originaria de Cienfuegos, en el centro de la isla, dice que su familia ha pasado semanas buscando “un cartón de huevos” sin éxito.

Temen un nuevo período especial

“No hay pollo, carne, picadillo, huevos, aceite. Estamos pasando más trabajo que un perro a soga y en la televisión solo hablan de sobrecumplientos del plan y ahora de avestruces. Ahora vas a ver que las avestruces se las comerán los turistas y para nosotros solo huesos para el caldo”, añade telefónicamente desde Cienfuegos.

La escasez de productos básicos, crónica por la crisis perenne de la economía cubana, se ha recrudecido con la crisis venezolana y el enfriamiento de las relaciones con Brasil, desde donde se importaba la mayor parte del pollo que se consumía en la isla.

Mayra Ocampo, también de Cienfuegos, recuerda los años del “período especial”, la crisis de los años 90 cuando Cuba perdió el subsidio soviético. Como muchos cubanos, teme que con el eventual colapso del régimen de Nicolás Maduro regresen los apagones y “el picadillo de soya”.

“En aquellos años la gente enfermó por no comer. No teníamos nada. Fidel repartió pollitos por la libreta (de racionamiento) para que los criáramos. Se suponía que a quien le tocaran gallinas podría tener huevos. Los míos se me murieron porque no tenía qué darles de comer. Vivía en un quinto piso y me ensuciaban toda la casa”, narra.

Surrealismo alimentario: moringa, vacas enanas

Años después Fidel Castro comenzó a experimentar con la soya, rebautizada como proteína vegetal. Era infaltable en todos los comedores escolares y unos años antes de morir se empecinó en la moringa, “fuente inagotable de carne, huevo y leche”, al decir del extinto comandante.

En la isla también fueron famosas las vacas enanas, “una variedad del tamaño de una chiva de patio” que sería destinada a la cría doméstica para ciudades y campos y produciría la leche que ya el Estado no está en capacidad de

“Hubo una época en que en la carnicería lo único que podías encontrar eran clarias. Pero ya ni eso porque la están exportando, dicen que a Japón”, añadió Ocampo.

La claria es un pez que fue introducido en Cuba en los años 90 para, por su rápida reproducción, abastecer la creciente necesidad de pescado fresco. Se cría en las aguas dulces, pero su apetito voraz -está considerado como una de las 100 especies más invasivas del mundo- ha dejado a la isla sin truchas, biajacas y especies endémicas que antes habitaban los ríos.

“Hasta las alcantarillas a veces se tupen por la cantidad de clarias que hay. Como pueden sobrevivir fuera del agua, esos animales acaban. Ojalá y con las avestruces no pase lo mismo”, dice la mujer.

 

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!