Ataques a varias iglesias en Francia siembran dudas sobre la causa del que consumió a la catedral de Notre Dame

El incendio registrado este lunes en la Catedral de Notre Dame, en el centro de París, ha despertado suspicacias sobre las causas del fuego.

La fiscalía de París dice que por ahora los investigadores están tratando el incendio que destruyó parte de la catedral de Notre Dame como una “destrucción involuntaria provocada por fuego”, a medida que las llamas iban tomando la estructura, las especulaciones sobre las causas del fuego fueron en aumento.

Foto: Reuters

Desde un ataque terrorista, hasta un accidente a causa de las obras, los medios franceses se hicieron eco de diferentes hipótesis. Y es que, para todas ellas existen algunos buenos argumentos.

¿Un incendio accidental?

Es la primera hipótesis que circuló, con bastantes elementos de apoyo. Y es que en la actualidad, el arquitecto Philippe Villeneuve se encontraba junto a un equipo de obreros llevando a cabo tareas de de restauración y mantenimiento.

Foto: AFP

Como explicó el historiador especialista en arquitectura Alexandre Gady en diálogo con France 24, muchos incendios de edificios históricos ocurren durante los trabajos de restauración.

La estructura de Notre Dame era en gran parte de madera, por lo que no es descabellada la hipótesis de que algunos de los trabajos hayan generado el fuego, que rápidamente se expandió sobre el edificio, generando el derrumbre del techo y de la aguja de la torre principal.

Agencias

¿Un ataque intencional?

Hace tan solo un mes, la iglesia parisina de Saint-Sulpice, construida en el siglo XVII y sede de filmación de la película El Código Da Vinci, sufrió un incendio que todavía es investigado por la policía, ante las sospechas de un posible origen intencional. El fuego comenzó poco después del mediodía, cuando había cuatro personas en su interior. El humo y las llamas salían por las enormes puertas del templo católico antes de la llegada de los bomberos.

Pero el fuego en Saint-Sulpice no es lo único que despierta suspicacias en los parisinos. En esa misma semana, otras 12 iglesias francesas fueron vandalizadas.

De acuerdo con un artículo publicado por Le Figaro el pasado 28 de marzo, tres iglesias francesas son objeto de diferentes ataques por día, un vandalismo que según el Servicio Central de Inteligencia Criminal (Scrc) tuvo su pico máximo en 2017, pero que se mantuvo en números altos durante 2016 y 2018.

El informe del Scrc marca los robos y saqueos como principales ataques, pero también existen algunos marcadamente antireligiosos, como el que sufrió Saint-Sulpice.

También la basílica de Saint-Denis, de más de 800 años de antigüedad, en un suburbio de París donde ahora existe una gran cantidad de inmigrantes, fue atacada en marzo, con ruptura de ventanas y graves daños en el órgano.

El frustrado ataque terrorista en Notre Dame

Ya en junio de 2017, Notre Dame fue escenario de un intento de atentado cuando un joven autoproclamado “soldado del Isis” atacó a un policía con un martillo frente a la catedral. En ese momento, la policía acordonó el lugar y el agresor fue reducido.

Con información de Infobae.