20 años de cárcel para mujer que tenía sexo con su jefe mientras su niña moría sofocada en un auto

Una niña de tres años, identificada como Cheyenne Hyer, murió el 30 de septiembre de 2016 cuando su madre la encerró dentro de un carro expuesta a 38 grados centígrados mientras tenía sexo con su jefe.

El hecho ocurrió en Long Beache, en el estado de Mississippi, Estados Unidos, cuando la mujer policía de 29 años, Cassie Backer, dejó a la pequeña atada al asiento de su carro por más de 4 horas, para poder irse a la casa de su jefe Clark Ladner y tener sexo con él. Cuando regresó la pequeña no respondía.

Llevó a la menor a un hospital pero solo pudieron certificar su muerte.

El pasado lunes 18 de marzo, la mujer confirmó ante las autoridades que abandonó a su hija dentro del vehículo para tener un encuentro íntimo con su amante, pero luego del acto se quedaron dormidos.

El juez Larry Bourgeois informó que la mujer sería condenada a 20 años de prisión: “No sé qué pena podrá ser peor de lo que ya has experimentado. Siempre estarás encerrada en una prisión de tu propia mente”.

Luego de la muerte de la menor, el entonces jefe de la policía de Long Beach, Wayne McDowell, despidió a Cassie Barker y a Clark Ladner. En ese momento la madre pagó una fianza y había estado en libertad hasta hace unas semanas cuando se declaró culpable.

Esa no era la primera vez que la mujer dejaba a su hija encerrada dentro del carro, en 2015 un transeúnte alertó a la policía al ver a la menor sola dentro del vehículo mientras su mamá estaba de compras.

El padre de la niña, Ryan Hyer, comentó sobre el caso: “Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento y luego la imagino acostada en este ataúd… Todavía la veo sonreír y reír en mi cabeza y asumiría que la sonrisa y la risa se convirtieron en dolor y sufrimiento en ese caso. Es una imagen que no quiero tener, pero es una imagen de la que no puedo deshacerme”.

“Como madre, se supone que debes proteger a tu hijo, y Cheyenne se fue porque su madre no la protegió, no una sino dos veces… que Dios tenga piedad de su alma”, agregó el padre.


con información de People en Español.