El momento en el que un hombre pierde la vida por una bala perdida

Un hombre que se hallaba en casa de un amigo donde se celebraba una fiesta con motivo de la Navidad murió a causa de una bala perdida, en un dramático hecho registrado en un video casero obtenido en exclusiva por América Noticias, Canal 41 de Miami.

Muerte de Maduro: La predicción vaticina que Maduro será el próximo en morir

Yemil Arguelles, de origen cubano, se hallaba el pasado sábado en el patio trasero de la casa de unos amigos, ubicada en Kendale Lakes, cuando recibió el impacto de una bala y fue trasladado al Kendall Regional Medical Center, donde luego falleció.

Sus amigos bailaban y cantaban “A ti lo que te duele” de Majo y La Del 13 en un karaoke, según muestra el video tomado por uno de los asistentes, Yemil comenzó a agarrarse el pecho.

Pillaron a un vigilante del BOD mastubándose a plena luz del día y con el banco lleno (+Video)

Según las autoridades locales, se desconoce el origen de la bala que dio en el pecho de la víctima, quien se desplomó cogiéndose el pecho para sorpresa de los asistentes, los cuales pensaron que sufría un ataque al corazón.

Yemil Arguelles estaba casado y tenía dos hijos. Era babalawo, sacerdote de la religión yoruba.

Polémica fiesta sexual en la Isla del Sexo en Margarita: 4 días de orgías y drogas (+Detalles del itinerario)

Las primeras especulaciones son que la bala vino directamente del otro lado del lago que da a la parte trasera de la propiedad donde se encontraba Arguelles.

El Suceso ocurrió en Kendale Lakes ubicado en el condado de Miami-Dade en el estado de Florida.

Familia venezolana en Colombia tiene 10 días velando el cuerpo de su hijo esperando a que resucite

Arguelles se desplomó cogiéndose el pecho para sorpresa de los asistentes /Infobae

 

Los amigos pensaron que Arguelles sufría un ataque al corazón / Infobae

 

Arguelles cayó al piso, sus amigos llamaron al 911. No se escucharon disparos al momento del trágico suceso / Infobae

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!