Dayana Mendoza responde a las acusaciones de Enmanuel Andrade

Dayana Mendoza

Dayana Mendoza, Miss Universo 2008, respondió a las acusaciones de Enmanuel Andrade, hijo de Alejandro Andrade, en las que la tilda de enchufada, junto al comediante Luis Chataing y al periodista Sergio Novelli.

Vea también: Hijo de Alejandro Andrade reaccionó a la sentencia de su padre y señaló a varios artistas de “enchufados” (Chataing, Dayana Mendoza, Novelli) (+Fotos)

La Miss Universo 2008, publicó este miércoles un video en Instagram en donde aclara que trabajaba para la empresa Seguros La Vitalicia, pero que no estaba enterada al igual que Chataing y Novelli sobre lo que sucedía dentro de compañía.

“Ninguno de nosotros en ese momento sabía lo que estaba haciendo la compañía Seguros la Vitalicia. Nosotros lamentablemente no tenemos el poder hacer una lectura futurista, me parece un poco absurdo lo que está pasando. Los quiero llamar a la objetividad y a que estudien un poco la fuente”, dijo Mendoza.

Vea también: Sergio Novelli niega rotundamente la acusación del hijo de Alejandro Andrade(+video)

Hizo un llamado a todos los venezolanos para que se evalúen y vean qué clase de ciudadanos son. Además no se despidió sin antes plasmar la admiración que siente por Luis Chataing y por Sergio Novelli.

“Que tipo de venezolanos son, y con esto no quiero calificar a nadie pero somos los venezolanos que nos estamos encargando de continuar en la destrucción de nuestro país o somos los venezolanos tratando de trabajar a construir, reconstruir, colaborar aportar, y a ayudar a nuestro país Venezuela que tanto lo necesita”, puntualizó la ex miss universo.

Vea también: Luis Chataing salió a defenderse tras ser relacionado con el caso Gorrin(+video)

“Como dijo el Señor y muy respetado @luischataing , es muy fácil estar desinformardo hoy en día, y como también dijo el Señor y muy respetado @sergionovelli nosotros cumplimos con un trabajo. Aquí está mi mensaje. Que Dios bendiga a Venezuela !”

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!