Lo que se sabe de Juana, la hija de Pablo Escobar que quiere que el mundo la olvide (+Fotos)

A la hija de Pablo Escobar, Manuela Escobar, le cambió la vida desde que tenía 8 años, cuando su padre fue asesinado.

Manuela, quien tuvo que cambiar su identidad a Juana Marroquín, tras su llegada a Argentina en 1995, era la consentida del capo de la droga.

A diferencia de su hermano, Sebastián Marroquín, Juana quiere que el mundo la olvide y que el fantasma del narcotraficante deje de perseguirla.

La viuda de Escobar, Victoria Eugenia Henao, contó cómo ha vivido su hija con la sombra de haber sido la hija de uno de los hombres más peligrosos del mundo.

“Mi hija Juana, de 33 años, aún vive paralizada. No ha podido salir del asombro del dolor que le dejó la guerra a esta familia pues el horror la acompañó desde que estaba en mi vientre. Lamentablemente, hasta hoy siente que no cabe en este mundo a pesar de su buen comportamiento, pues la discriminación no la deja crecer y el dolor la persigue como la sombra”, reveló.

Su hija fue fotografiada en abril de este año y fue fuertemente criticada por la prensa argentina por su apariencia física. “Obesa y deprimida, reaparece Manuela, la hija de Pablo Escobar”, fue el titular que utilizaron.

“De Manuela poco se sabe porque ha querido mantener su vida en privado y está en todo su derecho; quiere que así lo entienda la gente y le permitan vivir en paz. Se han dicho tantas mentiras sobre ella que quizás este sea un buen momento para contar algunas verdades”, dijo su madre.

Con información de El Mundo.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!