Aumenta en un 75% los casos de violencia y venta de drogas dentro de las aulas venezolanas

 

La violencia dentro del sector estudiantil primario y secundario es un alarmante problema que afecta instituciones públicas y privadas a lo largo del país, con índices realmente alarmantes para mediados del 2018, según un informe redactado por la organización Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela, Derecho a la Educación.

El escrito publicado por la ONG, asegura que la violencia dentro de las escuelas por crimen organizado, microtráfico de drogas, violencia de odio y agresiones a estudiantes y docentes, se ha incrementado hasta en un 75% en los últimos año en al menos 6 estados del país.

“Directivos, docentes, estudiantes y personal administrativo son amenazados por estudiantes armados, quienes consumen y trafican drogas y pertenecen a grupos delictivos, quienes permanecen en impunidad, pues los organismos de seguridad no hacen presencia a pesar de las denuncias realizadas”, dice el texto.

Asimismo, la institución sin fines de lucro destaca que en las instituciones educativas son “inexistentes” los programas para el manejo del bullying y para ilustrar situaciones y normas escolares.

Por otro lado, el documento también destaca que el “100% de las escuelas oficiales no reciben regularmente recursos del Estado para el funcionamiento ni para mantener o reparar las instalaciones”. Motivo por el cual, en 50% de los planteles, los representantes contribuyen con los costos de papelería e insumos de oficinas para que los alumnos puedan seguir viendo clases.

Ante esta situación, los propios alumnos, representantes y profesores, hacen arreglos menores y compran los artículos de limpieza e iluminación para las instituciones.

Otro punto sumamente importante en el informe trata sobre el deficit alimentario dentro de las casas de estudio, lo cual ha generado que se incremente en un 80% los desmayos de alumnos y profesores, sobre todo en las instituciones públicas.

Por ejemplo, denuncian que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) “solo llega dos veces a la semana y cuyas provisiones son irregulares, insuficientes, de mala calidad y de bajo contenido calórico”.

Los especialistas achacan el problema al PAE, “por no garantizar suministro de al menos dos comidas balanceadas al día y que en la mayoría de los casos solo se recibe dos días por semana de forma insuficiente en 80% de los planteles. En el año escolar 2016-2017, 69% de las escuelas dejaron de proveer desayunos”.

Los que todavía lo hace, suministran comidas solo con verduras o carbohidratos, sin proteína, lo que afecta la ingesta de nutrientes y calórica mínima, según lo reseñado por el diario La Verdad.

“La falta de agua potable, de utensilios y el uso de ollas en muy mal estado ha ocasionado enfermedades gastrointestinales y diarreas severas en la población estudiantil. El 71% de las instituciones no cuenta con comedor ni espacios adecuados para contar con ellos”, apuntan.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!